9 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

Guardia Civil desarticula en Murcia un grupo al que se le imputa la autoría de más 20 atracos con violencia

Los detenidos son cuatro personas, de nacionalidad rumana y residentes en Archena

MURCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un violento grupo delictivo dedicado a cometer más de una veintena de robos con violencia e intimidación en la Región, y detenido a sus cuatro integrantes, uno de ellos el cabecilla, dentro de la operación 'Canita' desarrollada durante los últimos meses, según informó el Instituto Armado en un comunicado.

A los cuatro integrantes de la red organizada, afincada en la localidad de Archena, se les imputan los delitos de robo con violencia e intimidación, prostitución, detención ilegal, amenazas y asociación ilícita.

La operación se inició el pasado de septiembre cuando se tuvo conocimiento, gracias a la colaboración ciudadana, de la existencia de un grupo de personas que podrían estar realizando alguna actividad delictiva.

Así, las primeras investigaciones permitieron a la Guardia Civil comprobar como este grupo de personas presuntamente actuaba de forma estructurada para cometer atracos, en ocasiones con elevada violencia, para sustraer los efectos personales de las víctimas.

Este grupo delictivo, compuesto por cuatro personas y estructurado en dos equipos, inició su actividad delictiva recientemente en los alrededores al Coto de Cuadros, que comprende los términos municipales de Murcia y Fortuna.

El jefe de la red dirigía los equipos, uno logístico y otro operativo. En concreto, el equipo logístico se dedicaba al traslado de los asaltantes, así como a dar seguridad y cobertura mientras éstos actuaban; mientras que el equipo operativo estaba compuesto por una mujer que actuaba como cebo y varios hombres.

De este modo, la mujer se situaba en la vía pública ofreciendo servicios sexuales y una vez que se interesaba alguna persona por ella, se trasladaba hacia un lugar previamente concertado con los asaltantes, donde éstos procedían al robo con violencia de la víctima provistos con pasamontañas que, tras intimidarle, amenazarle y en ocasiones golpearle, le sustraían todos los efectos personales que portaba en ese momento como teléfonos móviles, joyas, relojes, dinero en efectivo y tarjetas de crédito.

Una vez obtenido el botín, amenazaban a la víctima para evitar que delatara a los presuntos atracadores que, rápidamente, eran recogidos por sus compinches huyendo del lugar hasta la próxima actuación. De igual modo, utilizaban un piso franco donde organizaban los atracos y repartían los efectos sustraídos

Tras terminar la jornada delictiva, se reunían en un inmueble ubicado en la localidad de Archena, donde el jefe repartía el botín obtenido de los atracos a los presuntos integrantes en función de las misiones encomendadas.

Fruto del dispositivo establecido, los agentes investigadores lograron identificar a todas las personas que formaban el grupo y localizar sus medios logísticos como vehículos e inmueble utilizados, iniciando seguidamente la fase de explotación de la operación llevando a cabo la detención de los cuatro integrantes de red.

MÁS DE UNA DECENA DE DELITOS ESCLARECIDOS.

Tras efectuar el primer análisis de la información obtenida en la investigación se ha esclarecido más de una decena de delitos, habiendo podido comprobar tras la instrucción de las diligencias policiales la autoría de una veintena de hechos, no teniendo constancia de denuncias de algunos de ellos.

Los detenidos son A.H.; de 23 años y jefe de la organización delictiva, además de que posee antecedentes por la comisión de hechos delictivos con anterioridad; G.I.; de 31 años; I.I.C., de 23 años; y E.S.C.; de 19 años; todos ellos rumanos y residentes en Archena.

Gracias a esta operación, los agentes de la Benemérita han recuperado un gran número de efectos personales de las víctimas como teléfonos móviles, piezas de joyería, relojes y aparatos electrónicos que, tras ser puestos a disposición de la Autoridad Judicial, serán devueltos a sus legítimos propietarios.

No obstante, las investigaciones se mantienen abiertas, ya que se continúa con el análisis de la información obtenida, por lo que no se descartan nuevas actuaciones.