5 de diciembre de 2020
28 de octubre de 2020

La Guardia Civil detiene a un conductor que trató de huir con 153 kilos de hachís

La Guardia Civil detiene a un conductor que trató de huir con 153 kilos de hachís
Imagen de los paquetes de hachís intervenidos en Águilas - GUARDIA CIVIL

ÁGUILAS (MURCIA), 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un conductor de 36 años que intentó darse a la fuga en un control policial establecido en la autovía Lorca-Águilas con 153 kilos de hachís, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Al detenido se le atribuye la presunta autoría de los delitos de tráfico de droga, contra la seguridad vial, desobediencia y resistencia grave a agentes de la autoridad y atentado a agentes de la autoridad.

La actuación se inició cuando efectivos del Área Fiscal de la Guardia Civil de Águilas dieron el alto a un conductor en un punto de control dirigido a la detección de supuestos transportes de sustancias estupefacientes por carretera.

El conductor hizo caso omiso a las señales de los agentes, conduciendo marcha atrás, en sentido contrario al establecido, para evitar ser identificado.

A la vista del riesgo ocasionado para el resto de usuarios, los agentes lo siguieron mientras el hombre, al ver que su detención era inminente, abandonó el vehículo y continuó su huida a pie.

Desde la Guardia Civil fueron alertadas otras patrullas del Cuerpo y de la Policía Local del municipio, lo que permitió su localización y detención minutos después.

En el interior del vehículo que conducía fueron hallados cuatro fardos y una bolsa con 180 pastillas de sustancia estupefaciente de color marrón, que tras su pesaje arrojó un total de 153 kilos de hachís.

En el momento de su detención, el sospechoso se mostró violento y agredió a los agentes para intentar zafarse, negándose en todo momento a deponer su agresiva actitud.

El detenido, de nacionalidad marroquí, la droga y el vehículo aprehendido, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Lorca.