17 de enero de 2020
16 de diciembre de 2019

Guardia Civil detiene a tres individuos y desmantela un invernadero clandestino con 500 plantas de marihuana

Guardia Civil detiene a tres individuos y desmantela un invernadero clandestino con 500 plantas de marihuana
Guardia Civil detiene a tres individuos y desmantela un invernadero clandestino con 500 plantas de marihuana - GUARDIA CIVIL

MURCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo delictivo asentado en Murcia y Santomera, integrado por tres jóvenes y dedicado al cultivo intensivo de marihuana. La operación 'Moicomo' se ha saldado con la incautación de medio millar de plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento y la detención de sus tres integrantes.

En los dos registros efectuados, la Benemérita ha desmantelado un secadero y un laboratorio de producción de marihuana a gran escala, cuatro vehículos, 2.340 euros y todos los objetos empleados para el cultivo ilícito de la marihuana (sofisticados dispositivos para la iluminación, calefacción, regadío y ventilación, así como para su posterior manipulación y distribución).

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, cuando efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita abrieron la investigación al constatar un aumento en el consumo de esta sustancia en Santomera.

Las primeras pesquisas permitieron a los guardias civiles centrar la principal línea de investigación sobre un grupo de personas, el cual desarrollaba, presuntamente, la actividad ilícita de tráfico de drogas, en concreto marihuana.

Los investigadores ubicaron los objetivos y descubrieron que disponían de una vivienda en la zona de huerta del municipio de Santomera, la cual se dedicada por completo al cultivo de marihuana.

La investigación también permitió verificar que disponían de otra nave en la pedanía murciana de El Esparragal, donde trasladaban las plantas de marihuana que cultivaban en la vivienda para su secado y manipulación, y posteriormente venderla a gran escala.

El grupo delictivo ahora desmantelado se dedicaba, presuntamente, a realizar la venta vía terrestre con distintos vehículos. Para ello, utilizaban caminos secundarios y veredas de huerta a modo de medida de seguridad para intentar despistar a los investigadores.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha llevado a cabo la fase de explotación de la operación con la detención de tres de los integrantes del grupo delictivo, entre ellos su líder o cabecilla.

Previa autorización judicial, los guardias civiles han efectuado la entrada y el registro de la vivienda y la nave que utilizaba el grupo para desarrollar las actividades ilícitas.

Estas actuaciones se han saldado con la desarticulación de un invernadero clandestino dedicado al cultivo de la marihuana a gran escala que, en el instante de efectuar el registro, se estaban cultivando 500 plantas de cannabis sativa. También se han incautado varios kilos de cogollos de esta sustancia.

De la investigación se desprende que el grupo delictivo ahora desmantelado dirigía una infraestructura capaz de producir gran cantidad de marihuana, por el cultivo de varios miles de plantas de esta sustancia anualmente.

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia.

La culminación de la operación 'Moicomo' se trata del segundo golpe asestado al cultivo y posterior tráfico ilícito de marihuana, ya que hace unos días, en este caso en colaboración con la Policía Local de Cehegín, la Guardia Civil culminó la operación 'Carrasmar', llevada a cabo en la pedanía ceheginera de La Carrasquilla, que se saldó con la desarticulación de un grupo delictivo que regentaba una plantación de marihuana tipo indoor habilitada en un inmueble. Durante estas actuaciones se detuvo a los tres integrantes del grupo delictivo y se incautaron 80 plantas de marihuana.

Para leer más