7 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

El hospital Santa María del Rosell de Cartagena aplica una técnica pionera para restablecer la circulación sanguínea

MURCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los cirujanos del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Santa María del Rosell de Cartagena han utilizado por primera vez una técnica pionera denominada "crioangioplastia" para eliminar aquellas obstrucciones en los vasos sanguíneos que impiden la normal circulación de la sangre, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

La crioangioplastia es una técnica que está especialmente indicada para casos de isquemia en los miembros, es decir, situaciones en las que se produce una obstrucción sanguínea que afecta al normal riego sanguíneo en la piernas o brazos, y gracias a su eficacia el paciente apenas pasa un día ingresado en el hospital.

Así, la primera intervención realizada en el hospital cartagenero se produjo el 28 de abril y el paciente fue dado de alta tan sólo 24 horas después de la intervención.

El jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Rosell, Emiliano Cano, explica que "la intervención es compleja y novedosa, ya que lleva realizándose sólo un año a nivel mundial, y su uso es muy limitado", por lo que subrayó que "es la primera vez que se aplica en el Hospital del Rosell".

Según Cano, este hospital cartagenero estima que se realizarán unas 30 crioangioplastias al año "una vez que esté estabilizado el sistema", ya que, en su opinión, "se trata de determinar los casos en los que esta técnica está más indicada que una angioplastia normal", de la que se realizan unas 100 intervenciones anuales.

La angioplastia se utiliza cuando se presenta una obstrucción en los vasos sanguíneos que obstaculiza la circulación de la sangre, mientras que la crioangioplastia introduce como novedad la aplicación de un frío intenso (unos -10º C) durante unos pocos segundos durante la intervención.

De esta forma, los cirujanos consiguen dilatar la arteria afectada y minimizar la invasión de elementos externos dentro del cuerpo humano, con lo que se propicia una rápida recuperación del paciente.

Dentro de esta moderna técnica, el Rosell introdujo una novedad añadida utilizando óxido nitroso para el proceso de crionización, favoreciendo así el tiempo de congelación de la zona a intervenir. Una vez dilatada la arteria, se restablece la circulación abriendo el vaso sanguíneo e introduciendo un catéter para aliviar la obstrucción.