18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 12 de abril de 2014

    Marea Tricolor llevará a la Delegación del Gobierno a los tribunales por prohibir la manifestación del 14 de abril

    MURCIA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Marea Tricolor se ha visto sorprendida por la denegación por parte de la Delegación del Gobierno del permiso para realizar una manifestación por la Tercera República este lunes, 14 de abril, conmemorando la fecha de proclamación de la II República Española.

    De este modo, fuentes de la Marea han recordado que "no es la primera vez que el equipo del delegado Joaquín Bascuñana trata de prohibir una manifestación que no le gusta", según han informado a través de un comunicado.

    "Ya en noviembre, trató de impedir las masivas manifestaciones de la Marcha de Mareas. En aquella ocasión, la Delegación utilizó como excusa que se ponía en riesgo la seguridad porque los recorridos eran muy largos", han añadido.

    Sin embargo, los tribunales les dieron la razón a los demandantes y autorizaron la manifestación. "El delegado ha decidido cambiar espacio por tiempo, y sustituir los problemas de recorrido por problemas de horario, intentando que la manifestación se produzca a las 16.30 horas, una hora en la que casi nadie podría asistir y la protesta pasaría inadvertida. La comunicación llega además a tres días de la manifestación, con un fin de semana de por medio, y con la publicidad y difusión del acto ya realizada", critican.

    Los organizadores han mostrado su plena confianza en que los tribunales den la razón nuevamente a los derechos de los ciudadanos "por encima de los caprichos arbitrarios del carácter autoritario y antidemocrático del Delegado del Gobierno en Murcia". Por este motivo, han anunciado que mantienen la convocatoria en el mismo marco en el que ya está convocada, a las 19.00 horas, desde la avenida Antonete Gálvez hasta la Delegación del Gobierno.

    Por otro lado, los convocantes de la Marea Tricolor han denunciado también la "persecución política que sufren todos aquellos que protestan contra el gobierno, los recortes o la falta de democracia, por parte del actual delegado".

    Se han mostrado sorprendidos "porque se pongan trabas a manifestantes que piden un sistema más justo y democrático, y se permitan sin tapujos manifestaciones de corte fascista, como la celebrada recientemente".

    También han resaltado que "cada vez que la Delegación pierde en los tribunales por el intento caprichoso de Bascuñana de pasar por encima de los derechos de los ciudadanos, son los ciudadanos los que tienen que pagar la minuta del juicio, ya que siempre se condena a la Delegación a pagar las costas con dinero público. Si fuese Joaquín Bascuñana quien tuviese que pagar de su bolsillo, se pensaría dos veces si debe o no someter a los ciudadanos a la humillación de acudir a los juzgados para poder hacer efectivos sus derechos fundamentales".