26 de mayo de 2020
29 de marzo de 2020

Más de 1.300 profesionales cuidan a personas con discapacidad en las residencias

MURCIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.366 profesionales del ámbito sociosanitario están prestando servicio y atención a las personas con discapacidad que viven en las residencias públicas, privadas y concertadas y en pisos tutelados de la Región de Murcia, desde que el pasado 14 de marzo se decretara el estado de alarma.

Estos profesionales están intensificando su labor para mantener, en la medida de lo posible, la normalidad en los centros y evitar alteraciones de conducta, especialmente en aquellos lugares en los que se cuida de personas con discapacidad intelectual, TEA y problemas de salud mental.

Desde el IMAS, a través de la Dirección General de Personas con Discapacidad, se está desarrollando una labor diaria de coordinación en la difusión y cumplimiento de los protocolos de prevención y actuación ante el Covid-19 con los profesionales de un total de 52 centros residenciales y viviendas tuteladas, distribuidos en los distintos municipios de la Región.

Para la directora general de Personas con Discapacidad, Conchita Ruiz, "es esencial" la labor que están desarrollando los profesionales de estos centros, que están al cuidado de uno de los colectivos más vulnerables ante el Covid-19, desarrollando jornadas más largas de lo habitual para evitar posibles casos de contagio entre residentes y trabajadores, con la repercusión que en sus familias conlleva.

Con el fin de que los familiares de las personas residentes puedan sentirse más cerca de sus seres queridos, en los centros residenciales se está recurriendo a videomensajes, llamadas y videoconferencias.

Además, desde la Dirección General de Personas con Discapacidad se han atendido más de 300 llamadas de familiares de residentes y de trabajadores, a través de la línea telefónica '900102251' habilitada por el IMAS el pasado 18 de marzo, en su mayoría sobre asuntos relacionados con las distintas residencias.

En la actualidad, hay registrado un caso positivo de Covid-19 en el Centro de Personas con Discapacidad de Churra, un joven de 30 años de edad que evoluciona favorablemente, en un centro donde efectivos militares realizaron ayer tareas de desinfección.