30 de marzo de 2020
14 de febrero de 2014

Más de 85.000 murcianos, entre los 25 y los 70 años, padecen disfunción eréctil en la Región de Murcia

Más de 85.000 murcianos, entre los 25 y los 70 años, padecen disfunción eréctil en la Región de Murcia
BAYER

MURCIA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 85.000 hombres padecen disfunción eréctil en la Región de Murcia, pues se estima que el 18,9 por ciento de los murcianos entre los 25 y los 70 años sufre este trastorno, según el Atlas de la disfunción eréctil en España.

Sin embargo, según el mismo informe, solo uno de cada cuatro pacientes está diagnosticado, y menos de la mitad de éstos (46,3 por ciento) se somete a algún tipo de tratamiento.

La disfunción eréctil es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente rígida que permita una relación sexual satisfactoria. Su origen puede deberse a múltiples factores que van desde la diabetes o enfermedades vasculares, entre otras, hasta la cirugía radical de próstata (empleada en la mayoría de los casos para tratar el cáncer de próstata).

Se trata de una patología que con frecuencia perturba el bienestar psicológico de los varones que la sufren, ya que éstos experimentan una pérdida de autoestima y seguridad en sí mismos, así como un elevado nivel de estrés por el "miedo a fallar". Además, cabe tener en cuenta el papel silente de la pareja, que a veces interpreta la disfunción eréctil como signo de rechazo afectivo.

Los datos del estudio para la región murciana desvelan que los varones murcianos no tienen un conocimiento suficiente de la disfunción eréctil y que ésta se achaca mayoritariamente a la edad, por encima de la existencia de otras enfermedades, sin saber que puede ser la primera manifestación de enfermedad cardiovascular no conocida.

Con respecto a la forma que tienen los pacientes murcianos de enfrentarse a la disfunción eréctil, el estudio señala que el médico de atención primaria sería la principal fuente de información sobre este trastorno (42,9%), por encima de lo observado a nivel nacional (ambos 29%). Como segunda fuente de información se situaría Internet (21,4%), en este caso por debajo de lo que indican los datos nacionales (35,4%).

UNA SOLUCIÓN INNOVADORA PARA TRATAR LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Casi el 30 por ciento de los varones que padece disfunción eréctil no responde a los tratamientos farmacológicos existentes para combatirla. Una importante opción en estos casos es el implante de prótesis de pene.

La que habitualmente se implanta es la prótesis inflable o hidráulica de tres componentes, que consta de un par de cilindros que se colocan en el pene y una pequeña bomba situada en el escroto, que al activarse permite que, desde un depósito que se coloca bajo los músculos del abdomen, se envíe a los cilindros insertos en el pene la cantidad de líquido suficiente para proporcionar una erección rígida.

Al finalizar la relación sexual, y tras presionar el botón de deflación de la bomba, el líquido regresa desde los cilindros al depósito o reservorio, evitando una erección permanente que es uno de los problemas del otro tipo de prótesis, las semirrígidas o maleables.

En definitiva, estos implantes permiten al hombre recuperar su vida sexual de forma rápida, con un alto grado de satisfacción, tanto para el paciente como para su pareja. De hecho, según el estudio elaborado por una multinacional especializada en salud pélvica, el 92% de los hombres que se han sometido al implante reconoce que esta solución permanente ha mejorado su calidad de vida y el 96% de las parejas se muestran satisfechas.

Asimismo, según el Atlas de la Disfunción Eréctil en España, lo que más valora el hombre de un tratamiento es que la respuesta sea rápida y volver a tener un rendimiento sexual como el de antes.