23 de septiembre de 2019
1 de noviembre de 2009

Murcia, la octava comunidad con mayor número de condenados inscritos en Registro Central de Penados en 2008, con 7.888

La tasa de menores de 14 a 17 años condenados por cada mil habitantes fue de 8,36, la séptima más alta

MURCIA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Región de Murcia fue la octava comunidad autónoma con mayor número de condenados inscritos en el Registro Central de Penados en 2008, con 7.888, según las sentencias firmes dictadas ese año y comunicadas al mismo. En concreto, la tasa de condenados por 1.000 habitantes se situó en la Comunidad en 5,53 por ciento, igual que Islas Baleares y sólo superada por Canarias con un 5,97.

Además, en 2008 se inscribieron un total de 10.204 delitos cometidos. La ratio de delitos por 1.000 habitantes fue de 7,16, la tercera más alta en el conjunto del país, y se inscribieron 540 menores condenados según sentencias firmes dictadas comunicadas al Registro de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores. La tasa de menores de 14 a 17 años condenados por cada mil habitantes en el mismo rango de edad fue de 8,36, la séptima más alta.

Asimismo se inscribieron un total de 884 infracciones penales cometidas por menores. La Región es además la octava comunidad autónoma con el mayor número de infracciones penales de menores por cada 1.000 habitantes de 14-17 años con 13,69.

En el conjunto del país y en el año 2008 se inscribieron en el Registro Central de Penados un total de 196.143 condenados, según las sentencias firmes dictadas ese año y comunicadas al mismo, lo que supone el 21,9% más que el año anterior.

Del total de condenados, el 91,3% fueron varones y el 8,7% mujeres. La tasa de condenados por 1.000 habitantes se situó en 4,25 frente a la de 3,56 registrada en 2007. Por edad, se aprecia que el grupo de edad más frecuente es el de 26-30 años para los hombres (17,8% del total), mientras que para las mujeres es el grupo de 21-25 años (19,0%).

La edad media de los condenados fue de 34,3 años (34,4 años en los varones y 33,1 en las mujeres). La mayoría de los condenados en 2008 fueron de nacionalidad española (70,3% del total frente al 70,8% del año anterior). Entre los extranjeros, los americanos constituyeron la mayoría (38,7% del total de extranjeros).

Del total de condenados, el 80,2% lo fue por un sólo delito (77,5% en el año anterior) y el 19,8% por más de uno (22,5% en 2007). Entre los condenados por la comisión de un sólo delito y atendiendo a la tipología del mismo, el grupo más numeroso fue el de condenados por delitos contra la seguridad vial (48,3% del total), seguido del de condenados por delito de lesiones (12,7%) y del de condenados por robo ( 8,4%).

Atendiendo al lugar de condena firme, Andalucía fue en 2008 la comunidad autónoma en la que se inscribieron más condenados (21,3% del total). Por detrás se situaron Cataluña (15,1%), Comunitat Valenciana (11,8%) y Comunidad de Madrid (10,5%). Cataluña fue la comunidad autónoma con más condenados extranjeros (18,8% del total) seguida de Andalucía (15,3%).

Las ciudades autónomas de Ceuta (23,39) y Melilla (10,46) registraron los mayores valores de la tasa de condenados inscritos por 1.000 habitantes. Por el contrario, Castilla y León (2,66) y Castilla-La Mancha (2,98) presentaron los más bajos.

En 2008 se inscribieron un total de 250.201 delitos cometidos, un 17,1% más que en el año anterior. La ratio de delitos por 1.000 habitantes fue de 5,42, frente a 4,73 de 2007. Atendiendo a su tipología, los que tuvieron mayor incidencia fueron los delitos contra la seguridad vial (44,1% del total), los delitos de lesiones (13,4%), los robos (9,5%), los atentados contra la autoridad (4,6%) y los quebrantamientos de condena (4,1%).

El número de delitos por condenado fue de 1,27 frente al 1,33 registrado en 2007. Por sexo, esta relación fue mayor en los varones (1,28) que en las mujeres (1,18), de manera similar al año anterior (1,34 de los hombres frente a 1,25 de las mujeres). Del total de delitos cometidos, el 94,5% lo fueron en grado de consumación y el 4,5% en grado de tentativa. En el 1,0% no consta el grado.

En el año 2008 se impusieron un total de 592.012 penas en sentencias firmes dictadas e inscritas en el Registro, lo que supone un aumento del 33,6% respecto al año anterior. El 54,0% de las penas impuestas (tanto principales como accesorias) fueron penas privativas de otros derechos, el 23,6% fueron multas, el 22,1% fueron penas privativas de libertad y el 0,3% expulsiones del territorio nacional.

Entre las penas privativas de otros derechos, la más frecuente fue la trabajos en beneficio de la comunidad (15,2% del total de penas). Entre las penas privativas de libertad, la más frecuente fue la pena de prisión (19,8% del total).

Atendiendo a la nacionalidad del infractor, las penas privativas de libertad fueron más frecuentes entre los condenados extranjeros (23,8%) que entre los españoles (21,4%). En particular, la pena de prisión supuso el 21,2% del total de penas de los extranjeros, frente al 19,3% de los españoles.

ESTADÍSTICA DE MENORES

En 2008 se inscribieron 15.919 menores condenados según sentencias firmes dictadas comunicadas al Registro de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores, lo que supuso un aumento del 16,8% respecto al año anterior. La tasa de menores de 14 a 17 años condenados por cada 1000 habitantes en el mismo rango de edad fue de 8,75.

El 84,7% de condenados menores fueron varones y el 15,3% mujeres. Por edad, el grupo de 17 años fue el más numeroso (30,7% del total), seguido del grupo de 16 años (28,8%).

La mayoría de los menores condenados fue de nacionalidad española (78,5%). Por su parte, la proporción de menores extranjeros se incrementó hasta el 21,4%, frente al 13,3% del año anterior.

Andalucía fue en 2008 la comunidad con más condenados inscritos en el Registro, con el 25,9% del total. Le siguieron Comunidad Valenciana (12,8%), Cataluña (12,2%) y Comunidad de Madrid (10,5%). Este orden se mantuvo en el caso de menores condenados de nacionalidad española. Sin embargo, Cataluña fue la comunidad con mayor número de menores condenados extranjeros, seguida de Comunidad de Madrid.

Las ciudades autónomas de Ceuta (30,74 por mil) y Melilla (18,53), y las comunidades de La Rioja (15,83) e Illes Balears (12,73) registraron los mayores tasas de menores de 14-17 años condenados por cada 1.000 habitantes en el mismo rango de edad. Por el contrario, Galicia (6,02), Castilla-La Mancha (6,12) y Canarias (6,39) presentaron los menores.

En 2008 se inscribieron un total de 26.134 infracciones penales cometidas por menores. De ellas, el 67,1% correspondió a delitos y el 32,9 por ciento a faltas. Atendiendo a la tipología del delito, los delitos de mayor incidencia fueron los robos (39,3%), las lesiones (17,4%), el robo y hurto de uso de vehículos (7,7%) y los hurtos (6,1%). Entre las faltas, las más frecuentes fueron contra las personas (61,7%) y contra el patrimonio (32,0%).

Por sexo, los menores varones cometieron el 85,8% de las infracciones y las mujeres el 14,2%. Atendiendo a la edad, se observa que el número de infracciones cometidas aumenta con la edad. Así, las cometidas a los 17 años (8.238) supusieron el doble de las cometidas a los 14 años (4.117). El 77,4% de las infracciones fueron cometidas por menores españoles y el 22,6% por extranjeros.

El número de infracciones penales de menores por cada 1.000 habitantes de 14-17 años fue de 14,36. Los valores más altos se registraron en las ciudades autónomas de Ceuta (45,31) y Melilla (31,62) y los más bajos en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha (8,89 ) y Canarias (9,27).