20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • 14 de diciembre de 2019

    La murciana TK Analytics una de las pocas empresas en Europa capaz de "salvar" a las compañías del virus Ransomware

    MURCIA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La consultora informática murciana TK Analytics, que ya fue nominada a los Premios Nacionales de Ciberseguridad el pasado año por su herramienta de recuperación de datos, se ha convertido en una de las pocas empresas a nivel europeo capaz de salvar a las empresas del temido virus Ransomware.

    Gracias a su tecnología de desencriptación y su laboratorio forense, la empresa de Roberto Lifante se ha convertido en todo un antídoto para las empresas que han sufrido el ataque de este virus.

    Este nuevo logro alcanzado por TK Analytics sitúan a la consultora murciana en una de las empresas de ciberseguridad más punteras a nivel nacional por su capacidad de desencriptar este tipo de ataques, "todo ello, gracias nuestra tecnología y al software que nosotros mismos desarrollamos", subrayada Lifante.

    Y es que, un ransomware (del inglés ransom, 'rescate', y ware, acortamiento de software) o 'secuestro de datos' en español, es un tipo de programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema operativo infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción.

    Algunos tipos de ransomware cifran los archivos del sistema operativo inutilizando el dispositivo y coaccionando al usuario a pagar el rescate.

    Aunque los ataques se han hecho populares desde mediados de la década del 2010, el primer ataque conocido fue realizado a finales de los 80 por Joseph Popp.

    Su uso ha crecido internacionalmente hasta que, en junio de 2013, la empresa McAfee informara que en el primer trimestre de ese año había detectado más de 250 000 tipos de ransomware únicos.

    CÓMO ACTUA

    Normalmente un ransomware se transmite como un troyano o como un gusano, infectando el sistema operativo, por ejemplo, con un archivo descargado o explotando una vulnerabilidad de software.

    En este punto, el programa malicioso se inicia, cifra los archivos del usuario con una determinada clave, que solo el creador del ransomware conoce, e insta al usuario a que la reclame a cambio de un pago.

    El atacante camufla el código malicioso dentro de otro archivo o programa apetecible para el usuario que invite a hacer clic.

    Algunos de estos camuflajes pueden ser: archivos adjuntos en correos electrónicos, vídeos de páginas de dudoso origen, actualizaciones de sistemas o programas, en principio, fiables como Windows o Adobe Flash.

    Una vez dentro del ordenador, el ransomware se activa y provoca el bloqueo de todo el sistema operativo, lanza el mensaje de advertencia con la amenaza y el importe del rescate que se ha de pagar para recuperar toda la información.

    Además, en ocasiones incluyen en la amenaza la dirección IP, la compañía proveedora de Internet y hasta una fotografía captada desde la cámara web.

    Para más información sobre TK Analytics se puede visitar la web https://tkanalytics.es/, escribir al email 'info@tkanalytics.es' o llamar al teléfono '+34 968964509'.