21 de julio de 2019
  • Sábado, 20 de Julio
  • 18 de diciembre de 2018

    Las obras de restauración del vertedero de residuos de Abanilla acaban el próximo trimestre

    Las obras de restauración del vertedero de residuos de Abanilla acaban el próximo trimestre
    COMUNIDAD

    MURCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Las obras de la última fase del proyecto de adecuación, sellado, clausura y restauración del vertedero de residuos de Abanilla superan ya el 85 por ciento de ejecución y estarán concluidas a lo largo del primer trimestre de 2019.

    El objetivo es que el sellado y clausura definitiva del emplazamiento se produzca a finales del próximo mes de febrero, aunque está previsto mantener pequeñas actuaciones para garantizar la seguridad para el medio ambiente y la salud de las personas en la zona a lo largo del segundo trimestre.

    En la actualidad, y una vez ejecutadas las actuaciones de sellado definitivo, se ha comenzado ya con la revegetación de la zona para crear una cubierta vegetal que contribuya a fijar los suelos y frenar la erosión y está pendiente ejecutar cerca de un 15 por ciento en los vasos A y O, que están situados en zonas comunes con la Comunidad Valenciana.

    En total, se han sembrado cerca del 70 por ciento de las 47 hectáreas previstas en los antiguos vasos 3 y H y en parte de los vasos 1 y 2. Para crear la cubierta vegetal que impida por ejemplo las infiltraciones del agua de lluvia en el suelo, se están empleando semillas de plantas gramíneas, que poseen una elevada resistencia y capacidad de desarrollo.

    Otra actuación ha sido la eliminación definitiva de uno de los embalses de almacenamiento de lixiviados, denominado balsa 1, que ha permitido acabar con los problemas de malos olores para los vecinos de la pedanía de los Carrillos, en Abanilla.

    Estos trabajos, que se iniciaron el pasado mes de agosto, han supuesto la retirada de 3.700 metros cúbicos de lixiviados, así como el desmantelamiento de la balsa y el posterior recubrimiento de la zona con una capa de arcilla y una cubierta vegetal.

    El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, ha visitado este martes la zona para supervisar el estado de este proyecto de recuperación ambiental y participar en las labores de revegetación de los suelos ocupados hasta ahora por esta balsa.

    "Hoy podemos decir que estamos cerca de una solución definitiva para recuperar ambientalmente una zona afectada por los vertidos ilegales de la empresa que gestionaba el vertedero hasta el año 2011, un proyecto prioritario para el Gobierno regional en el que ha sido muy importante la actuación coordinada con la Comunidad Valenciana. Ahora, el paso siguiente será la vigilancia de la zona, para lo que será fundamental que se mantenga esa colaboración una vez que se clausuren definitivamente los vasos de vertido", señala Celdrán.

    Durante la visita, el consejero ha estado acompañado del director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental de la Comunidad Valenciana, Joan Piquer, así como de alcaldes de los municipios de la zona, representantes de la asociación ecologista Vertivega y de asociaciones de vecinos de Abanilla y Orihuela.

    Esta última fase de las obras de recuperación, que cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros, se inició el pasado mes de marzo, después de que en octubre de 2017 concluyesen las actuaciones de emergencia para estabilizar la zona afectada por los vertidos ilegales y minimizar el riesgo de derrame de lixiviados a los cauces públicos adyacentes, con el consiguiente riesgo ambiental.

    Desde que en 2015 se hiciese cargo de la ejecución subsidiaria forzosa a costa de la empresa el Gobierno regional, ha invertido cerca de 5,1 millones de euros en actuaciones para la clausura de la planta y la recuperación de las zonas afectadas.

    Para leer más