19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 19 de febrero de 2014

    La Plataforma Aire Limpio atribuye los olores a una "fuga" y pide que se amplíe la medición a otras sustancias

    MURCIA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Plataforma Aire Limpio ha atribuido el episodio de malos olores registrado este martes en Alcantarilla, Guadalupe, Javalí Viejo e incluso Murcia a una "fuga" de la empresa Derivados Químicos de Alcantarilla, y ha pedido a la Administración que amplíe el espectro de sustancias que trata de detectar con sus mediciones, al creer que pueden ser elementos químicos que no están incluidos en su rango de búsqueda.

    En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Plataforma, Jesús Cano, ha considerado "evidente" que el origen de los malos olores es la empresa Derivados Químicos, dedicada a la fabricación de principios activos para la industria farmacéutica, y que ya fue investigada a mediados del pasado mes de enero por otro episodio de malos olores que obligó a desalojar el Instituto de Educación Secundaria (IES) San Jerónimo (Sanje) situado en sus inmediaciones.

    En su opinión, los malos olores proceden de la empresa Derivados Químicos y no existe "otra posibilidad", aunque la Administración "está buscando otras posibles fuentes". De hecho, explica que la dependencia de la dirección del viento también señala a esta factoría como el foco del episodio.

    Cano ha recordado que los malos olores se producen "reiteradamente y de forma continua", pero advierte que el episodio registrado este martes "fue bastante fuerte", con un área mayor afectada, y se produjeron quejas de vecinos de pedanías que, hasta ahora, no habían notado los olores.

    El portavoz de la Plataforma descarta que el origen de los olores sea la limpieza de la balsa, porque estas labores están "paralizadas" desde el pasado mes de enero, cuando se interrumpieron por el desalojo del IES Sanje. Tras este suceso, la Administración dijo que la limpieza de la balsa exigía cumplir con un protocolo que, según Cano, "aún no está aprobado".

    Incluso, recuerda que la Administración se comprometió a avisar a la población cuando se produjera la limpieza de la balsa, para advertir de que se iban a producir malos olores, con el fin de evitar la "alarma" que se generó en la última ocasión. Por lo tanto, la Plataforma cree que este nuevo episodio de malos olores se debe a una "fuga".

    Ahora, señala que la Administración se "escuda" y se defiende diciendo que los niveles de los contaminantes que ellos siguen con las estaciones medidoras no superan los límites legales, pero cree que "es posible que la sustancia que estamos oliendo no sean esas que está midiendo la estación, sino que sean otras sustancias que no se estén buscando en este momento".

    De lo que se trata, a su juicio, es de que "se amplíe el espectro de sustancias que se están midiendo y que se determine de una vez por todas a qué se huele". El problema, lamenta, es que "se huele fatal, no se puede estar ni dentro de las casas, y ni ellos mismos saben la sustancia que provoca estos malos olores y contaminación".

    El portavoz de la Plataforma ha asegurado que este martes hubo gente que tuvo que acudir a los centros de salud y sufrió mareos y náuseas. Además, destaca que hubo vecinos que no fueron a los centros de salud, pero que sí manifestaron malestar y molestias "incluso dentro de casa, donde no se podía respirar".

    Cano señala que, en principio, este miércoles "se nota algún mal olor" en la zona de Alcantarilla, por el hecho del cambio de la dirección del viento.

    La Plataforma ha convocado una concentración este miércoles a las 17.00 horas en la puerta del Ayuntamiento de Alcantarilla. "Había gente que se quería concentrar frente al Ayuntamiento de Murcia y frente a la fábrica, pero pensamos que el último responsable de los malos olores es el Consistorio de Alcantarilla", ha aseverado.