8 de marzo de 2021
17 de enero de 2021

El PP lamenta que el PSOE siga utilizando los centros escolares para su rédito político cuando "son espacios seguros"

MURCIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de la Región de Murcia lamenta que el PSOE siga utilizado los centros escolares como palanca para su rédito político "cuando se está demostrando que los colegios son espacios seguros gracias al trabajo de Educación".

De hecho, "si los centros educativos, hasta hora, han demostrado ser lugares seguros no es precisamente por la colaboración del PSOE de la Región del que vemos cada día que solo busca rédito político de la pandemia, sino del gran esfuerzo que está llevando a cabo la comunidad educativa".

Así de contundente ha respondido el diputado del PP, Víctor Martínez Carrasco, a las acusaciones del PSOE, quien considera que "la consejera de Educación está haciendo un trabajo encomiable", y su departamento actúa con la máxima responsabilidad "porque basa las decisiones con base en los criterios que establece la comisión mixta Educación-Salud con el fin de proteger a los alumnos, profesores y familias".

El diputado 'popular' no entiende, como ante la difícil situación que se atraviesa, "el PSOE siga reclamando la presencialidad en las aulas, cuando se ha demostrado que reducir el aforo en los centros ha sido una medida que ha permitido que en la Región de Murcia no se cierre ni un solo centro y que sea una de las comunidades autónomas con menos incidencia en las aulas".

Así ha remarcado que "todos deseamos la vuelta al modelo presencial", pero reprocha la actitud del "PSOE sigue enrolado en un enfrentamiento continuo en vez de optar por colaborar en el peor momento de la crisis sanitaria".

"Si quieren ser útiles deberían exigirle a Sánchez que destine más fondos para hacer frente a la prorroga de los 1.500 profesores contratados extra hasta final de curso", ha remarcado el 'popular'.

Martínez Carrasco ha recordado que, además de las partidas extraordinarias para reforzar la limpieza, se ha dotado de financiación a los centros educativos para hacer frente a los gastos adicionales derivados de la protección y que a través del programa 'Aire limpio', con una dotación de 1,4 millones de euros, los centros han adquirido medidores de CO2 o material fungible para el aula.