29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
20 de octubre de 2014

El PP perdería casi 20 puntos si se celebrasen elecciones autonómicas y Podemos pasaría a ser la tercera fuerza política

El PSOE descendería en casi 6 puntos, e Izquierda Unida como Unión Progreso y Democracia no lograrían consolidar su voto

El PP perdería casi 20 puntos si se celebrasen elecciones autonómicas y Podemos pasaría a ser la tercera fuerza política
EUROPA PRESS

MURCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular perdería casi veinte puntos porcentuales si se celebrasen elecciones autonómicas en la Región de Murcia sobre su registro de mayo de 2011, pasando del 60 por ciento de los votos a candidatura obtenidos en esas pasadas elecciones a poco más del 42 por ciento que obtendría ahora, según se desprende del barómetro de octubre de Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública (CEMOP), recogido por Europa Press, que indica que Podemos pasaría a ser la tercera fuerza política en la Región, muy de cerca del PSOE.

Por su parte, el Partido Socialista de la Región de Murcia vería notablemente mermado su rendimiento electoral de 2011, descendiendo en casi seis puntos porcentuales su votación y registrando su peor rendimiento en la Región con el 18 por ciento de apoyos.

Con respecto a las elecciones al Parlamento Europeo, el Partido Popular recupera cuatro puntos sobre su votación de mayo de 2014, mientras que el Partido Socialista sigue restando apoyos en casi tres puntos respecto a la consulta europea.

Aunque los grandes beneficiados tanto de la caída de la votación popular como del retroceso socialista deberían ser los partidos que han estado compitiendo tradicionalmente en los nichos ideológicos de los grandes partidos, lo cierto es que tanto Izquierda Unida como Unión Progreso y Democracia no logran consolidar su voto.

Mejoran levemente sus expectativas respecto a las elecciones autonómicas de 2011, pero frenan su ascenso y reducen sus rendimientos si se toma como referencia las elecciones europeas de 2014.

Lo más significativo en cuanto a la distribución del voto sería el exponencial crecimiento de Podemos. Tras su irrupción en el panorama regional en las elecciones de mayo, con casi un 8% de apoyos, ahora de cara a las elecciones autonómicas sus expectativas se consolidan hasta colocarse en un plano de igualdad con el Partido Socialista en cuanto a apoyos (17%).

Todo ello en un contexto donde sigue predominando una alta desafección que se plasma en un nivel de participación estimado de dos puntos porcentuales más bajo que el de 2011.

Para leer más