29 de noviembre de 2020
24 de octubre de 2020

Un protocolo de prevención permitirá la vuelta a la actividad de los Centros de la Mujer

MURCIA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia, por medio de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, que dirige la edil Pilar Torres, ha diseñado el 'Protocolo de Actuación para la Prevención y la Protección Sanitaria por Covid-19 en los Centros de la Mujer'.

Este protocolo permitirá que la vuelta a la actividad en estos centros se produzca de forma inmediata en cuanto lo permitan las autoridades sanitarias. La concejal de Derechos Sociales, Pilar Torres, ha mantenido una reunión telemática con las directivas de 39 centros para trasladarles las principales líneas del protocolo que ha articulado su departamento.

En concreto, la edil Torres se encontró de manera virtual con las presidentas de los centros de la mujer de Cabezo de Torres, Alquerías, La Alberca, El Bojal, El Infante, La Paz, El Esparragal, Ronda Norte, Santa María de Gracia, San Antolín, Algezares, Patiño, La Ñora, El Carmen, La Fama, La Flota, El Puntal, Aljucer, Distrito Centro, Zarandona, El Palmar, El Ranero, Vistabella, Espinardo, San Antón, Santo Ángel, Monteagudo, Abenarabi, San Ginés y Vistalegre.

Torres ha señalado que "la red municipal de centros de la mujer desempeña una labor muy importante", siendo un referente para muchas mujeres de cada barrio y pedanía del municipio, cuya finalidad esencial es procurar la igualdad real de oportunidades entre mujeres y hombres a través del desarrollo integral de las mujeres que permita su participación en todos los contextos sociales.

APUESTA POR EL EMPODERAMIENTO FEMENINO

A su vez, estos centros son espacios para el empoderamiento de las mujeres y así tomar conciencia de la necesidad de erradicar las situaciones de discriminación respecto a las mujeres para alcanzar sociedades más equitativas y justas, lo que revierte en beneficio de toda la ciudadanía.

Los centros de la mujer constituyen espacios de encuentro que sirven también para que muchas mujeres salgan del ámbito familiar, privado, y sin posibilidad de relación social, encontrando en el centro ese espacio propio de reconocimiento de sus necesidades personales, donde puedan centrase en sus propias inquietudes y su desarrollo personal y social.

Asimismo, para un número significativo de mujeres de mayor edad, los centros de la mujer también constituyen un recurso para prevenir la soledad no deseada y evitar los efectos negativos de esa situación.

La red de 76 asociaciones de los centros de la mujer apoya la labor municipal de promoción de la igualdad de oportunidades y trato entre mujeres y hombres.

Para ello, desarrolla actuaciones para la sensibilización social y comunitaria denunciando situaciones de discriminación hacia las mujeres y acercando a todas las mujeres la información y formación necesaria para la detección de comportamientos sexistas que las pueden poner en riesgo ante situaciones de violencia machista y acercando la información sobre la atención a la violencia de género que se realiza desde la propia Concejalía a de Derechos Sociales y Familia a través del Equipo Municipal de Atención a la Violencia contra la Mujer (EMAVI).

Así, se ha diseñado un protocolo marco por parte del Servicio Municipal de Salud con el objeto de garantizar la prevención y la seguridad de todas sus socias cuando las autoridades sanitarias permitan la reapertura de sus instalaciones.

El Equipo de Gobierno fomentará que, en la medida de lo posible, los centros puedan adaptar sus actividades a entornos digitales y telemáticos, contando con el trabajo del Equipo Técnico de la Sección de Mujer para la consecución de la finalidad a alcanzar por estas asociaciones.

ADAPTACIÓN A REDES SOCIALES Y ENTORNOS DIGITALES

Entre la Concejalía y las juntas directivas de los centros de la mujer pretender fomentar el uso de las redes sociales, las plataformas virtuales y las posibilidades que ofrece la digitalización como vía para dar a conocer la labor que realizan estos centros en materias como promover la igualdad de género y desarrollar acciones de sensibilización, prevención y apoyo a víctimas de violencia de género.

En cuanto al protocolo de prevención y protección, el contenido del mismo ha sido consensuado entre el personal técnico de Derechos Sociales y el del Servicio Municipal de Salud. Cada centro contará con un protocolo de apertura adaptado según las características que tiene cada instalación.

En todos los centros habrá un punto limpio con desinfectantes homologados. Las normas básicas de organización, higiene y prevención vendrán recogidas en cartelería y señalética que se colocará en zonas visibles.

Personal técnico del Ayuntamiento se encargará de concretar la limitación de aforo permitido en cada una de las instalaciones asegurando el mantenimiento del distanciamiento social.

Para acceder a los centros de la mujer resultará obligatorio el uso de mascarilla, la desinfección de manos en la entrada, aplicar la distancia de seguridad, el control de temperatura y la desinfección del mobiliario y la ventilación del espacio en el que se lleven a cabo las actividades programadas. Se instará a todas las personas que accedan al centro a la descarga de la App RADAR COVID.

Al respecto, quedan suspendidas las actividades físicas, deportivas y de canto. Entre una actividad y otra se dejará pasar un lapso de tiempo de 10 minutos para que se proceda a la desinfección y la ventilación tanto del mobiliario como de los espacios.

Las actividades se irán retomando de forma gradual atendiendo siempre a los objetivos perseguidos por estas asociaciones y al cumplimiento en todo momento de las recomendaciones sanitarias.