16 de enero de 2021
26 de agosto de 2018

La Región de Murcia registra tres conductores 'kamikaze' en lo que va de año, los mismos que en todo 2017

MURCIA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Región ha registrado tres casos de conductores 'kamikaze' en lo que va de año, los mismos que a lo largo de todo el 2017, y se han saldado con un herido leve y daños materiales, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.

El primero de estos accidentes tuvo lugar el 26 de enero, cuando fue detenido el conductor de un turismo tras circular durante más de 7 kilómetros en sentido contrario entre los kilómetros 170 y 163 de la autovía A-30 (A-31/Albacete-Cartagena), en las proximidades de la pedanía murciana de Corvera, ocasionando dos accidentes de circulación, en uno de cuales resultó una persona herida leve.

En este caso, el detenido era un hombre de avanzada edad y que carecía de las aptitudes psicofísicas adecuadas para conducir, según las mismas fuentes.

El segundo episodio tuvo lugar el 5 de mayo, cuando fue detenido el conductor de un turismo que circuló 33 kilómetros en sentido contrario en la A-30 (A-31/Albacete-Cartagena), desde los kilómetros 194 al 161, ocasionando un accidente con resultado de daños materiales.

El conductor arrojó una tasa de alcoholemia de 0,97 y 0,96, por lo que se le imputó los delitos de conducción temeraria y bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Finalmente, el pasado 23 de mayo se detectó la circulación de un turismo en sentido contrario a la altura del kilómetro 46 de la autovía RM-15 (Alcantarilla-Caravaca de la Cruz), en el término municipal de Bullas.

Se trataba de un conductor de avanzada edad, con 77 años, y que se encontraba desorientado posiblemente por haber perdido las aptitudes psicofísicas adecuadas para conducir. Como consecuencia, se produjo un accidente con resultado de daños materiales, tal y como explica la Delegación.

ACCIDENTES CONTABILIZADOS EN 2017

Durante el año 2017, se registraron tres episodios de esta naturaleza, el primero de ellos el 14 de abril, madrugada del viernes santo, cuando fue detenido el conductor de un turismo que circuló durante 500 metros en sentido contrario a la altura del kilómetro 632,500 de la autovía A-7 (Algeciras-Barcelona), en las proximidades del túnel de Lorca, ocasionando un accidente con heridos y cuadruplicando la tasa de alcoholemia.

El segundo episodio tuvo lugar el 15 de agosto, coincidiendo con el puente de la Asunción, cuando fue detenido el conductor de un turismo que circuló durante varios cientos de metros en sentido contrario a la altura del kilómetro 17,300 de carretera RM-12 (AP-7-La Manga del Mar Menor), en las proximidades de Cabo de Palos, ocasionando un accidente entre otros dos vehículos y triplicando la tasa de alcoholemia.

Finalmente, el 22 de diciembre, inicio de la Operación de Tráfico Navidad, fue detenido el conductor de un todoterreno de avanzada edad y que carecía de las aptitudes psicofísicas adecuadas para conducir. En este caso, circuló durante más de 11 kilómetros en sentido contrario entre los kilómetros 29 y 40 de la autovía RM-15 (Autovía del Noroeste-Río Mula), entre Bullas y el Niño de Mula, ocasionando un accidente de circulación con daños materiales.