23 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

Valcárcel dice que "es doloroso que el Ebro haya tirado al mar en una semana lo que necesita Murcia para tres años"

MURCIA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, manifestó hoy que "es doloroso ver que en una semana se haya ido al mar todo lo que hubiera supuesto agua para la Región durante tres años". A lo que añadió que "mientras el Ebro se desborda, Murcia se seca".

El jefe del Ejecutivo murciano, quien hizo estas declaraciones al inicio de la procesión de Domingo de Ramos celebrada esta mañana en Cieza, pidió "un ejercicio de reflexión a quienes todavía no son capaces de hacerlo", y "a aquellos que están dando la espalda a los intereses de los murcianos, simplemente por sometimiento y sumisión a sus 'amos' de Madrid", subrayó el presidente en referencia al PSRM.

En este sentido, Valcárcel instó al líder de los socialistas murcianos, Pedro Saura, a "abandonar la cobardía" y "revindicar lo que necesitamos, exigir lo que es nuestro" porque, añadió, "el río Ebro es un río español y los murcianos somos españoles".

Asimismo, pidió a los dirigentes del Partido Socialista murciano que se sumen a la reivindicación del trasvase del Ebro y exijan al presidente Zapatero "las soluciones que no ha aportado", puesto que "seguimos sin agua, seguimos con incertidumbre y vemos como el agua que es nuestra, se está marchando porque nadie la necesita allá arriba, pero aquí sí".

Así, el presidente murciano criticó que el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Murcia por el PSOE "marchara a Madrid con el voto que le dieron los murcianos para traicionar las expectativas de los ciudadanos de esta Región, votando en contra de que llegara agua del Ebro a Murcia", concluyó.

En referencia a las declaraciones del presidente castellano manchego, José María Barreda, el jefe del Ejecutivo regional declaró que "el Tajo abastece a Castilla-La Mancha, y debe seguir haciéndolo a la Comunidad de Murcia y a la Cuenca del Segura", al tiempo que añadió que el problema que hoy plantea Castilla-La Mancha "seguro que no lo sería si no hubieran cerrado el grifo del Ebro".

Por último, el presidente apeló al "sentido común y a la solidaridad" para retomar el Plan Hidrológico Nacional que "fue apoyado incluso por el anterior presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, para dar solución a los problemas de esta Comunidad y de todo el Levante español", concluyó.