5 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

Las ventas del comercio minorista registran en abril una caída del 32,5% en la Región por el COVID-19

Las ventas del comercio minorista registran en abril una caída del 32,5% en la Región por el COVID-19
Un autónomo echa el cierre de su negocio tras su jornada laboral días después de que la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) solicite al Ministerio de Trabajo un subsidio de 426 euros para autónomos de más de 52 años - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MURCIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La ventas del comercio minorista en la Región de Murcia han bajado un 32,5 por ciento durante el pasado mes de abril en relación al mismo mes del año anterior, frente al descenso del 31,5 por ciento experimentado en el conjunto nacional, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria y la suspensión de la apertura al público de muchos locales y establecimientos minoristas por la declaración del estado de alarma, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso en la Región es el sexto mayor de los registrados por comunidades, solo inferior a los de Canarias (-39,7 por ciento), Baleares (-39 por ciento), Andalucía (-34 por ciento), Cataluña y Aragón (ambas con un -33,1 por ciento), según se desprende de los Índices de Comercio al por Menor (ICM) publicados este miércoles por el INE.

Por su parte, el empleo en el sector del comercio minorista registró en la Región de Murcia un descenso del 2,7 por ciento respecto al mismo mes de 2019, lo que supone una caída siete décimas superior a la media nacional (-2 por ciento), siendo el tercer mayor descenso por comunidades junto a Madrid, Extremadura y Navarra.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, el comercio minorista registró un descenso histórico de sus ventas del 31,5% en abril respecto al mismo mes de 2019, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria, según el INE, que calcula que en torno a un 46% de las empresas permanecieron cerradas al público.

Con este desplome, el mayor de toda la serie histórica, las ventas del comercio minorista encadenan dos meses consecutivos de retrocesos después de haberse hundido en marzo más de un 14%.

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista cayó un 31,6% en abril, más del doble lo que retrocedió en marzo (-14,2%).

El empleo en el sector del comercio minorista retrocedió un 2% en el cuarto mes del año respecto al mismo mes de 2019, frente a la caída del 0,4% registrada en abril. El INE señala que el efecto del estado de alarma sobre el comercio minorista se ha visto diluido por la posibilidad de las empresas de acogerse a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), en los que el personal sigue formando parte de la empresa.

En tasa mensual (abril sobre marzo) y eliminado el efecto estacional y de calendario, las ventas del comercio minorista se desplomaron un 20,4%, más de lo que cayeron en marzo (-15,5%).

La declaración del estado de alarma conllevó el cierre al público de locales y establecimientos minoristas, a excepción de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia.

Según el INE, esto ha propiciado un incremento del comercio electrónico: las ventas de las empresas cuya actividad principal es el comercio al por menor por correspondencia o Internet aumentaron en abril un 52,9% respecto al mismo mes del año anterior.

Para leer más