23 de octubre de 2019
11 de marzo de 2009

11-M.-González considera la actitud del PSOE un error porque el homenaje está por encima de las discrepancias políticas

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 'número 2' de Aguirre y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, aseguró hoy que la actitud de los socialistas madrileños de no acudir al homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 en la Puerta del Sol es un "error" porque se trata de un acto que está "por encima de las discrepancias políticas".

Tras el homenaje de cinco minutos en el que el Ejecutivo autonómico recordó a las víctimas con el Réquiem de Mozart y la ofrenda de una corona de laurel, el vicepresidente del Gobierno madrileño se refirió así a la ausencia de la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, que decidió no acudir como protesta por el cierre de la comisión de investigación sobre la supuesta trama de espionaje.

"Creo que es una equivocación absoluta por parte del Partido Socialista de Madrid (PSM) el estar ausente de un acto que está por encima de las discrepancias políticas y que el único objetivo que tiene es recordar esa masacre y mandar el recuerdo a los familiares y a las víctimas", indicó González.

Al mismo tiempo, recordó que este tipo de actos tienen como finalidad mostrar el apoyo de todos los grupos políticos al Estado de Derecho, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y "a todos aquellos que están luchando todo el día para defender la calidad de vida, la seguridad y la justicia para todos los ciudadanos".

Por ello, en su opinión, es un "tremendo error mezclar una discrepancia política con una actuación singular que no tiene nada que ver con esto", en referencia al homenaje en el kilómetro cero de la capital, "un acto que está por encima de las diferencias políticas como es la unidad contra el terror". "Dice bastante poco del nivel, desde mi punto de vista, de capacidad política de los actuales dirigentes del PSM", apostilló el portavoz.

Por otro lado, González reiteró su "deseo" de que se siga "siempre investigando para saber realmente quién estuvo detrás" de los atentados del 11 de marzo de hace cinco años y conocer así "qué objetivos perseguían" para que "caiga sobre ellos todo el peso de la ley", añadió.

Siguiendo con la tradición, el vicepresidente apuntó que se han hecho estas conmemoraciones "muy sobrias" porque lo importante "es no perder la memoria de las víctimas y recordar siempre que esos actos terroristas tienen que estar perseguidos". "Tienen que condenarse, tiene que apoyarse a todos los que lo sufrieron y no cesar nunca en el empeño de que el terrorismo no puede triunfar nunca y menos en un Estado de Derecho", sentenció.