26 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

18-F.- Arenas afirma que "el mensaje del pueblo" es pedir a los políticos que se preocupen por los problemas de la gente

ANDÚJAR (JAÉN), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, analizó hoy que "el problema más importante" surgido tras la celebración del referéndum de ratificación del Estatuto de Autonomía "es que el PSOE no se enteró del mensaje del pueblo", que no es otro que el que "los políticos estamos para preocuparnos por los problemas de la gente y no de los problemas de la política".

Arenas, que participó hoy en Andújar (Jaén) en una convención intermunicipal para presentar a candidatos del partido de cara a las elecciones municipales, manifestó que "han querido hacernos pensar con el Estatuto que en Andalucía había un problema autonómico", si bien puntualizó que el único dilema de esta índole que hay en la región "se llama Zapatero, Carod Rovira y Maragall, porque estamos muy a gusto siendo muy andaluces y muy españoles".

A pesar de ello, el líder del PP-A lamentó que durante los seis últimos años "hemos estado oyendo" cuestiones sobre la reforma estatutaria, por lo que afirmó que él ha invertido ese mismo tiempo en recorrer "más de 500 pueblos" para destacar que "hay otras reformas más importantes". "Al final, hemos cambiado 150 artículos y gracias al PP hoy hay una reforma en Andalucía con un Estatuto plenamente constitucional", manifestó, al tiempo que fundamentó que el pasado domingo, día de la celebración del referéndum, "pasó lo que se veía venir" en referencia a la participación. "Si votó un 35 por ciento es porque no era prioritaria" esa reforma, constató.

En este mismo sentido, Arenas expuso que cuando el PSOE entró a gobernar en la Junta, la región andaluza "estaba en Segunda B, después de 25 años algunas cosas han mejorado, aunque seguimos en Segunda", apostilló. Al respecto, arguyó que los andaluces "somos los mejores", premisa ante la que se preguntó que por qué "siendo los mejores estamos los últimos, porque hay que cambiar las políticas y los políticos", respondió.

El líder del PP-A continuó con el símil futbolístico y explicó que su objetivo es que Andalucía "juegue la Champions y la disputemos con Madrid y Barcelona" y garantizó que para conseguir ese fin "lo que hay que hacer es preocuparse por los problemas reales de la gente, no inventar problemas de la política". Así, proclamó que su apuesta pasa por bajar los impuestos, mejorar el sistema educativo, poner en marcha el plan de hospitales "más grande" y abordar el "problema de la inmigración" ilegal.

Por ello, Arenas apuntó que uno de los primeros retos que debe abordar el Estatuto es ser una herramienta que permita que la fábrica de Delphi de la provincia de Cádiz no cierre, motivo por el que reclamó que en la reunión prevista entre el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, el tema central "sean esas familias que se pueden quedar en la calle".

Así las cosas, exigió que Zapatero y Chaves "no hablen de la República o de la Guerra Civil o de la Memoria Histórica", si bien replicó que en caso de que sí lo hagan "aquí estaremos conquistando el futuro".