17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

18-F.- Zarrías dice que la Junta intentará convencer a Ibarra y a Barreda de que no deben preocuparse por el Estatuto

PEDRO ABAD (CÓRDOBA), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, anunció hoy, respecto a que Extremadura y Castilla-La Mancha puedan recurrir el nuevo Estatuto de Andalucía ante el Tribunal Constitucional (TC), que el Gobierno andaluz "hará lo que esté en sus manos para convencer a Ibarra y a Barreda de que no hay nada por lo que preocuparse" en el nuevo texto.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas, Zarrías argumentó, dirigiéndose al presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que "Extremadura no va a perder nada de lo que tiene, ni un milímetro cúbico de agua (al asumir Andalucía competencias sobre la cuenca del Guadalquivir), porque no es ese, ni mucho menos, el objetivo de Andalucía".

Respecto a Castilla-La Mancha, Zarrías señaló que lo que ha planteado el presidente de dicha comunidad autónoma, José María Barreda, está en su derecho a hacerlo", aunque el consejero andaluz dijo estar seguro de que cuando Barreda estudie el nuevo Estatuto andaluz "verá que no hay ningún tipo de problema, y que el cinco por ciento de la cuenca del Guadalquivir que está en el territorio de Castilla-La Mancha, aguas arriba, no va a sufrir ningún deterioro, ya que la planificación general de la cuenca corresponderá al Gobierno de la Nación, y la administración y la gestión de las aguas que discurren por Andalucía, serán de la Junta de Andalucía".

En consecuencia, Zarrías dijo estar "muy tranquilo" al respecto de los posibles recursos, agradeciendo además "al Gobierno de la Nación, a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que ayer, tras el Consejo de Ministros, defendiera la plena constitucionalidad del Estatuto de Autonomía de Andalucía".

En cualquier caso, Zarrías recordó que todavía no se ha presentado ningún recurso contra el nuevo Estatuto, y dijo confiar que "si se hace un análisis sosegado del texto, se podrá comprobar que no hay ni una sola palabra que contradiga la Constitución", ya que "no menoscaba las competencias del Estado en Andalucía y, por supuesto, tampoco incluye la más mínima referencia a cuestiones que puedan suponer deterioro en los derechos del resto de comunidades autónomas".

Así, según subrayó Zarrías, el andaluz es "un Estatuto plenamente constitucional, que permite compartir las competencias que tiene la Administración del Estado y plenamente solidario con el resto de comunidades autónomas".

REFORMA DE PLAZA Y ESTATUTO

El consejero de la Presidencia hizo estas declaraciones poco antes de inaugurar, junto a la alcaldesa de Pedro Abad, María Luisa Wic (PSOE), la remodelación de la Plaza de Andalucía de dicha localidad, que no contaba anteriormente con saneamientos ni infraestructuras básicas, y en la que no se había intervenido en más de 25 años, pero en la que ahora se han invertido 643.162 euros, con fondos del Programa de Fomento del Empleo Agrario (Profea), de la Junta de Andalucía y del propio Ayuntamiento perabeño.

A este respecto, Zarrías subrayó que "el esfuerzo que ha hecho el Ayuntamiento de Pedro Abab, con la alcaldesa al frente, al remozar este magnífico lugar público, tiene una doble significación, la que disponer de un mejor y mayor espacio para el disfrute los vecinos de la localidad y el que ello se produce en un momento especial, a pocos días de celebrar el Día de Andalucía y a pocos días de la aprobación en referéndum por los andaluces del nuevo Estatuto de Andalucía".

En este sentido, Zarrías estableció un paralelismo entre la reforma a la que ha sido sometida la Plaza de Andalucía y la reforma del Estatuto andaluz, afirmando al respecto que "trata de remozar, sin romper la estructura, pero si dotándola de mejores condiciones y, por tanto, de mayor modernidad, es lo que ha hecho Pedro Abad con su plaza y lo que hemos hecho los andaluces con el Estatuto de Autonomía, modernizándolo y adaptándolo a las nuevas circunstancias, para que lo que ha sido bueno y válido durante mucho tiempo, lo siga siendo en un futuro".