26 de mayo de 2020
12 de agosto de 2008

Los abertzales radicales volverán a manifestarse coincidiendo con el inicio de las fiestas de Bilbao

BILBAO, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La autodenominada izquierda abertzale ha convocado una manifestación el próximo día 22 en Bilbao, coincidiendo con el día grande de las fiestas de la capital vizcaína, con el fin de denunciar "el estado de excepción en Euskal Herria", que, según este colectivo proetarra, "recuerda a las épocas más obscuras del franquismo".

La marcha, que partirá a las 12 del mediodía de la plaza Elíptica bajo el lema 'Salbuespen egoerari stop. Euskal Herriak autodeterminazioa' (Stop al estado de excepción, autodeterminación para Euskal Herria), fue presentada hoy en una rueda de prensa por una veintena de "ciudadanos de izquierdas y abertzales", entre las que se encontraba la representante de ANV Arantza Urkaregi.

Urkaregi y Pérez destacaron que este año no se producirá la habitual polémica por la izada de la bandera española en el Ayuntamiento durante las Fiestas de Bilbao porque "Azkuna ya la tiene puesta de manera permanente", de manera que "este símbolo de la imposición del Estado español nos es impuesto a los bilbaínos por el PNV".

Asimismo, criticaron la situación de los presos de ETA que "tendrían que estar en la calle por haber cumplido la condena impuesta o padecer enfermedades graves", pero son "víctimas de la ofensiva represiva diseñada por PSOE y PP y amparada por el PNV, que quieren seguir tomando medidas de excepción en su contra".

En este sentido, se refirieron a las manifestaciones del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en las que apuntaba ayer que el Gobierno "estudia medidas post delictuales" para proteger a las víctimas del terrorismo. Urkaregi y Pérez señalaron que este anuncio supone "la cadena perpetua, aunque sea en la calle".

Del mismo modo, censuraron "las sentencias y juicios que, a finales de septiembre, llegarán desde diferentes tribunales españoles", entre los que citaron el proceso sobre la ilegalización de ANV y EHAK, para intentar "dar tintes jurídicos a decisiones políticas" del PSOE.