1 de octubre de 2020
5 de abril de 2019

La Abogacía del Estado representará a la secretaria judicial que salió por la azotea el 20-S

La defenderá en la causa que investiga la difusión de sus datos personales y fotos en redes sociales y amenazas

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Justicia ha autorizado este viernes a la Abogacía General del Estado a representar a la letrada de la Administración de Justicia Montserrat del Toro, que abandonó la Consejería de Economía de la Generalitat de Cataluña por la azotea durante el registro del 20 de septiembre de 2017, tras denunciar que ha recibido amenazas graves.

Tras su comparecencia como testigo en el juicio por el 'procés' independentista que se está celebrando en el Tribunal Supremo, Del Toro presentó una denuncia en el juzgado de guardia por la publicación en redes sociales de su fotografía y datos personales, así como mensajes ofensivos y vejatorios que incitaban a la violencia física sobre su persona. La causa en la que estará representada por la Abogacía del Estado se investigará en el Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona.

El Ministerio de Justicia, que dirige Dolores Delgado, ha autorizado que presente las correspondientes acciones penales en su nombre tras la aprobación el pasado 3 de abril de un informe previo favorable de la Abogacía General del Estado y a propuesta de la Secretaría General de la Administración de Justicia.

El pasado 7 de marzo, el juez de Instrucción 16 de Barcelona acordó la apertura de diligencias previas al considerar que estos hechos pueden ser constitutivos de un presunto delito de obstrucción a la justicia, o de otros como descubrimiento y revelación de secretos, e injurias con publicidad a funcionario público.

MIEDO ANTE LA CONCENTRACIÓN DE MILES DE PERSONAS

La secretaria judicial del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que investiga los preparativos y organización del referéndum ilegal del 1 de octubre, afirmó en el Tribunal Supremo --donde su imagen no fue difundida por la señal institucional para preservar su intimidad-- que tuvo "miedo" ante la concentración de 40.000 personas de personas a las puertas de la Consejería, por lo que finalmente tuvo que salir por el tejado.

Ante la imposibilidad de que la comitiva judicial pudiera salir por la puerta tras concluir los registros, afirmó que llegó a plantear salir en helicóptero y que incluso pidió al fallecido juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, que investigaba el 1-O, que le sacara de allí.

La letrada también relató que ante el edificio, durante todo ese día, había un "tumulto" de gente que gritaba consignas como: 'No saldrán', 'no pasarán' y 'votaremos'.