13 de noviembre de 2019
7 de septiembre de 2009

El abogado de Arenys alega que muchos ayuntamientos apoyan consultas populares

BARCELONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El abogado del Ayuntamiento de Arenys de Munt (Barcelona), Salvador Milà (ICV), alegó hoy ante la juez que muchos ayuntamientos han apoyado en los últimos años consultas populares sobre temas que sobrepasan sus municipios y han aprobado resoluciones condenando atentados terroristas o a favor del Estatut.

En su comparecencia en el Juzgado Contencioso-Administrativo número 14 de Barcelona tras la suspensión del acuerdo del pleno que apoya una consulta sobre la independencia de Cataluña, Milà explicó que el referéndum no ha sido convocado ni organizado por el ayuntamiento, sino por una entidad privada, Moviment Arenyenc per l'Autodeterminació (MAPA). El abogado del Estado reiteró su petición de suspender el acuerdo.

Tras salir de la sala, el alcalde, Carles Móra (Arenys de Munt 2000), mostró su confianza en que la juez garantice el derecho de los ciudadanos a expresarse e insistió en que el Consistorio apoya políticamente la consulta, pero no la convoca ni organiza.

La decisión final de la juez llegará mañana o el miércoles, ante lo que Móra quiso ser "prudente" y no dar "ni un paso en falso".

En un extenso alegato oral, Milà --ex conseller de Medio Ambiente y actual diputado en el Parlament-- recordó ejemplos de acuerdos municipales apoyando consultas como la salida de España de la OTAN y la aportación del 0,7 por ciento del presupuesto estatal a cooperación internacional.

Según él, si los concejales hubieran aprobado una moción sobre estas cuestiones, hoy no se habría llegado a los juzgados.

Para Milà, al recurrir el acuerdo, el Estado cayó en un "error de fondo" y un "malentendido", al suponer que la consulta era directamente organizada por el Ayuntamiento, cuando sólo apoyó su convocatoria y no ha facilitado ni el censo electoral ni ha aportado presupuesto ni personal.

De hecho, según el letrado, el apoyo del Consistorio entra dentro de su "autonomía política", ya que los ayuntamientos son "la representación democrática de los ciudadanos", por lo que el Estado no puede impugnar sus decisiones políticas. "Tanta política puede hacer el presidente del Gobierno como un alcalde", remachó.

Igualmente, dijo que en el caso de Arenys, el consistorio "no podía hacer otra cosa que autorizar" la consulta y ceder la sala municipal, ya que la convocatoria cumplía todos los requisitos, recordando que los ayuntamientos tienen que fomentar la participación ciudadana.

En este mismo sentido, dijo que "los ayuntamientos se han cansado de aprobar resoluciones sobre la Constitución, el Estatut, la financiación o contra el terrorismo, y nunca se han impugnado", excepto en el caso de ayuntamientos vascos cuando aprobaron resoluciones favorables a ETA.

En este punto, la juez dijo a Milà que su decisión de suspender el acuerdo del pleno también se habría producido si la consulta fuera sobre la modificación de la edad para conducir.

Para Milà, hay intereses generales y principios constitucionales que prevalecen y permiten la celebración de la consulta. Además, se preguntó por qué el Estado recurre ahora un acuerdo de junio.

Se preguntó también por qué, si, como dicen algunos gobernantes, "todo cabe en la Constitución si se hace con métodos pacíficos y democráticos, en Catalunya no es posible".

Ya fuera del juzgado, Milà dijo que la decisión de la juez va más allá de una sentencia administrativa, ya que tiene "transcendencia constitucional".

El alcalde dijo que la sentencia afectará no sólo a los ciudadanos de Arenys sino a todos los catalanes y recordó que la libertad de expresión es "sagrada" y costó "muchos años de lucha". "Mucha gente mira a Arenys, es una referencia", admitió, y dijo que una sentencia contraria sería "un ataque a la democracia".

La vista judicial se celebró ante una gran presencia de medios de comunicación, y Móra estuvo acompañado por el ex alcalde Andreu Major, que lucía una camiseta amarilla a favor de la consulta como las que se venden estos días en la localidad.