23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 22 de septiembre de 2008

    Abren en el Palacio de Manzanedo, en Santoña, una oficina para atender a los afectados

    SANTANDER/SANTOÑA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Delegación del Gobierno en Cantabria ha habilitado en el Palacio de Manzanedo de Santoña una oficina para atender a los afectados por la explosión del coche bomba que ha matado esta madrugada a un militar y ha dejado herido grave a otro y que, además, ha causado numerosos daños materiales.

    Los afectados por la explosión podrán acudir a esta oficina para reclamar por los daños en sus viviendas, comercios o vehículos, así como para solicitar alojamiento en el caso de que fuera necesario. También encontrarán en ella agentes de la Guardia Civil para tramitar las correspondientes denuncias, informó el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez.

    La oficina permanecerá abierta de nueve de la mañana a dos de la tarde en el Palacio de Manzanedo a lo largo del día de hoy, así como mañana y el miércoles. Posteriormente, a partir del jueves, se trasladará a la Delegación del Gobierno, donde las reclamaciones podrán presentarse en el horario habitual de la Delegación, de nueve de la mañana a cinco y media de la tarde.

    La detonación esta madrugada de un coche bomba en la calle Almirante Carrero Blanco de Santoña ha causado daños en al menos tres edificios colindantes en los que hay persianas y cristales rotos, especialmente en los pisos altos.

    La explosión, que según algunos testigos se pudo escuchar incluso en localidades vecinas como Laredo y Escalante, también ha destrozado el cerramiento del Patronato Militar Virgen del Puerto.

    En la zona aún continúan las investigaciones policiales para recabar más datos sobre el atentado. Además de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en el lugar trabajan dos camiones de bomberos del Parque de Emergencias de Laredo, así como agentes de la Policía Local.

    Por lo que respecta a los heridos, el único de carácter grave, un subteniente, continúa ingresado en el Hospital de Laredo, donde se espera que sea operado a lo largo del día.