1 de abril de 2020
22 de julio de 2008

Absuelto un africano que enviaba droga a Nueva York desde Barcelona porque en su país de origen su consumo es habitual

BARCELONA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha absuelto a un hombre que enviaba a Nueva York plantas de khat o cata, cuyas hojas masticadas producen efectos similares a los de las anfetaminas, porque no se ha demostrado que dañe la salud. El consumo de esta droga es habitual en África, así como en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, donde puede comprarse en los supermercados.

El procesado, Abukar Hussein M., de 46 años, nacido en Nigeria y de nacionalidad británica, fue detenido por los Mossos d'Esquadra el 6 de febrero de este año, un día después de que enviara dos paquetes con 91 y 101 plantas de khat a Nueva York desde la oficina del Aeropuerto de Barcelona a través de una empresa de mensajería.

La sentencia, hecha pública hoy, recoge las declaraciones del imputado, quien explicó que en el Reino Unido pueden adquirirse las plantas en las tiendas y que en su país de origen es habitual masticar khat o tomar infusiones hechas con hojas secas. Además, aseguró haber consultado a las aduanas si su envío era legal.

La droga proviene de masticar los cortes y hojas frescas y verdes de una planta natural de África y desconocida hasta entonces en España, y sólo mantiene los efectos estimulantes y euforizantes que produce durante las primeras horas tras ser arrancada. También puede producir insomnio, depresión, anorexia, irritación estomacal, dificultades respiratorias y dependencia.

Sin embargo, la perito que declaró en el juicio reconoció que no se conocen casos de intoxicación ni muerte por sobredosis de khat y, aunque sus principios activos --la catinona y la catina-- están prohibidos por la ONU por ser similares a las anfetaminas, su consumo es habitual en África, incluso en reuniones familiares.

Como no quedó probado que el khat dañe la salud, la Sección Séptima ha aplicado el principio de 'in dubio pro reo' y ha absuelto al procesado, si bien ha ordenado que se destruyan las plantas intervenidas.

PRIMERA OPERACIÓN CONTRA EL KHAT.

A principios de año, los Mossos d'Esquadra pusieron en marcha una operación a raíz de las sospechas de que se estaban realizando unos envíos ilegales desde el Aeropuerto de El Prat a través de una empresa de mensajería. El 5 de febrero, el sospechoso cogió un taxi en el hotel donde se alojaba y fue al aeropuerto con los dos paquetes, pero la Policía catalana paralizó el envió a la espera de detenerlo.

Al día siguiente, sobre las 10 horas, el hombre volvió a salir de su hotel sin ningún equipaje, cogió otro taxi hacia el aeropuerto y cuando iba a coger un vuelo hacia Londres, fue detenido por narcotráfico. Los agentes procedieron a abrir los paquetes y en ellos encontraron 24,5 kilos de khat, valorados en casi 15.000 dólares y que tenían que ser recogidos al día siguiente de su envío en un hotel de Nueva York.