17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 22 de septiembre de 2008

    Accidente Barajas.- La acusación popular pide a Fomento que informe sobre el historial de los aviones de la serie MD-80

    MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La acusación popular que ejerce la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) en la investigación del accidente del avión de Spanair remitió hoy un escrito al Ministerio de Fomento en el que solicita que informe sobre el historial de los aviones de la serie MD-80, del que sale el MD-82 siniestrado, y que certifique el cumplimiento de las directivas de aeronavegabilidad de EEUU y servicios de alerta emitidos por Boeing, el fabricante del citado prototipo.

    La petición se fundamenta en la importancia que supone para la OID que las compañías que utilizan este modelo acrediten el historial de los aparatos, desde su construcción hasta su puesta en funcionamiento, pasando por su vida operativa a través de las distintas operadoras aéreas en las que ha estado prestando sus servicios.

    El requerimiento se produce a tenor de los datos que arroja el borrador del informe preeliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). Este documento reveló que el avión accidentado no llevaba desplegados los alerones posteriores que dan sustentación al aparato, una incidencia que no fue alertada por el sistema de avisos porque no funcionó.

    Un hecho similar ocurrió hace 21 años en otro accidente aéreo en Detroit. Este siniestro dio lugar a que Boeing emitiese un télex a los operadores aéreos en el que indicaba que debían de revisar los aviones al arrancar los motores y siempre al inicio de cada vuelo. Sin embargo, Spanair no incluyó correctamente esta recomendación, obligando sólo a comprobar los sistemas de configuración en el primer vuelo del día y cuando cambiase la tripulación.

    En concreto, se requiere a la Dirección General de Aviación Civil, adscrita a Fomento, y a las compañías que operan con el modelo MD-80 que informen y certifiquen el cumplimiento de los servicios de alerta emitidos por la compañía Boeing.

    En el escrito, el abogado Javier Gallego pide la suspensión de todos los vuelos de las aeronaves modelo MD-80, al igual que hizo el pasado abril la Administración Federal de Estados Unidos (FAA) al ordenar la paralización de más de 1.000 vuelos de distintas compañías en virtud de la aplicación de diversas Directivas de Aeronavegalibidad y Servicios de Alerta de las constructoras de los aviones con el prototipo MD-80.

    FALLOS EN EL CABLEADO

    Una de las directivas que se debe aplicar fue emitida en julio de 2006 después de que la Autoridad Federal detectase en varios modelos de la serie MD-80 defectos de fabricación en el cableado y en ciertos aspectos técnicos en el tren de aterrizaje. La norma daba un plazo de 18 meses a las aerolíneas para subsanar estos fallos, que provocan la pérdida de fuerza en el tren de aterrizaje y la inhibición de los cables, produciendo una explosión en el depósito de combustible.

    En abril, la compañía aérea American Airlines paralizó toda su flota MD-80 (más de 1.000 vuelos) por orden de la FAA debido a los problemas con cables eléctricos. Se le impuso una sanción de 20 millones de dólares por no revisar los aparatos que correspondían al modelo McDonell Douglas-80. La suspensión de varios vuelos afectó también a las líneas regulares de Aeromexico. Por ahora, ninguna compañía aérea de Europa ha paralizado sus vuelos por estos fallos.