20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 23 de septiembre de 2009

    Afganistán.- El Congreso aprobará hoy el despliegue de 220 militares en Badghis para reforzar la seguridad

    Chacón informará de la situación de la misión tras los últimos cuatro ataques y defenderá el refuerzo del contingente por seguridad

    MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados aprobará hoy, miércoles, el despliegue de un contingente de 220 militares en Afganistán para reforzar la seguridad de las tropas españolas desplegadas en la provincia de Badghis en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

    La ministra de Defensa, Carme Chacón, comparecerá a petición propia a partir de las 16.30 horas en la Comisión de Defensa de la Cámara Baja para solicitar el apoyo de los grupos a este nuevo refuerzo, que elevará el contingente permanente hasta un total de 998 efectivos.

    El despliegue será previsiblemente aprobado con los votos de PSOE, PP, CiU, PNV y UPyD, según fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press. El refuerzo no contará con el respaldo de BNG y IU-ICV-ERC, que se han opuesto en anteriores ocasiones al aumento de tropas en el país asiático.

    Tras la autorización, el Gobierno deberá ratificar su envío en la reunión del Consejo de Ministros del viernes y los 220 militares podría partir con destino a Afganistán de manera escalonada la próxima semana.

    En la actualidad, las Fuerzas Armadas mantienen destacados 1.228 militares en Afganistán, de los cuales 778 efectivos conforman el destacamento permanente y 450 militares integran el batallón encargado de garantizar la seguridad durante el proceso electoral y cuyo repliegue se producirá días después de que se confirmen los resultados de los comicios presidenciales del 20 de agosto.

    Este refuerzo será el segundo con carácter permanente aprobado por el Congreso después de que el Pleno de la Cámara Baja autorizara en mayo de 2006 un aumento de 150 militares en la misión española para garantizar el desarrollo de las labores de reconstrucción y seguridad.

    En su intervención, la titular de Defensa informará de la situación de la misión española tras los últimos cuatro ataques registrados en el paso montañoso de Sabzak, que une las provincias de Herat y Badghis, y en Sanga Tesh, situado al norte de Badghis, y después de que el comandante de la ISAF, el general de Ejército estadounidense Stanley McChrystal, haya solicitado un aumento de tropas a la Administración estadounidense para evitar un "fracaso" de la operación.

    Las tropas españolas sufrieron el primer ataque perpetrado por fuerzas insurgentes en septiembre el día 2 en el paso montañoso de Sabzak, en el mismo punto en el que un día después mantuvieron un enfrentamiento armado durante unas seis horas que se saldó con trece bajas en el bando insurgente tras la intervención de helicópteros de ataque del Ejército de Tierra italiano Mangusta.

    Dos días después, el contingente volvió a ser atacado, en esta ocasión en el distrito de Sanga Tesh, en el norte de Badghis, el mismo lugar en que se registró el cuarto y último ataque insurgente el pasado 12 de septiembre. Dos militares españoles resultaron heridos leves en dos de los cuatro ataques perpetrados en septiembre.

    El nuevo contingente de 220 militares se unirá a las tropas ya destacadas en Badghis para configurar una unidad de maniobra de tipo Grupo Táctico (un batallón), con el objetivo de reforzar la seguridad en esta provincia y completar las capacidades del actual destacamento.

    Según los datos del informe del Estado Mayor de la Defensa difundidos por el Departamento que dirige Carme Chacón, el nuevo despliegue proporcionará "apoyo logístico, seguridad y protección" a los futuros Equipos españoles de Instrucción y Enlace del Ejército y la Policía afganos y mantendrá "cierta continuidad" con la actividad desarrollada por las tropas en los últimos tres meses gracias al refuerzo del batallón electoral.

    El destacamento permitirá aumentar la seguridad "creando un ambiente más estable" para facilitar las tareas de reconstrucción, desarrollo y gobernabilidad de esta provincia de la zona occidental afgana.