30 de octubre de 2020
6 de abril de 2020

Albert Rivera pide preservar las garantías democráticas y Rosa Díez cree que Podemos quiere eliminar libertades

Albert Rivera pide preservar las garantías democráticas y Rosa Díez cree que Podemos quiere eliminar libertades
El expresidente de Ciudadanos Albert Rivera. - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Ciudadanos Albert Rivera ha recordado al Gobierno que durante el estado de alarma debe seguir sometiéndose al escrutinio público y que, mientras se aplican medidas frente a la crisis del coronavirus, hay que preservar las "garantías democráticas". Por su parte, la exportavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Rosa Díez ve un riesgo de que Unidas Podemos intente acabar con algunas libertades constitucionales.

Así lo han manifestado ambos expolíticos en sendos vídeos difundidos por la Fundación Internacional para la Libertad, presidida por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Esta fundación ha recopilado las reflexiones de varias personalidades sobre el impacto del Covid-19 sobre la sociedad y, en particular, sobre las "amenazas a la libertad y la democracia en Iberoamérica".

Rivera, recientemente nombrado presidente del bufete Martínez-Echevarría Abogados, considera que en estos momentos excepcionales es cuando hay que ser "más exigentes que nunca", ya que "algunos gobiernos y dirigentes políticos pueden tener la tentación" de "saltarse los controles democráticos y ciudadanos".

A su juicio, esto está ocurriendo en muchos países, incluido España. Concretamente, ha mencionado la suspensión de las sesiones de control al Gobierno en el Congreso, que cree que se podrían celebrar con medios telemáticos pero no se hace porque "no hay voluntad política".

Asimismo, ha criticado el sistema que ha estado usando la Moncloa para las ruedas de prensa, que permitía filtrar las preguntas de los periodistas e impedía que hubiera "total libertad de prensa". "Los dirigentes políticos tienen que saber que están sometidos al escrutinio público", ha subrayado.

ESTADO DE ALARMA O ESTADO DE EXCEPCIÓN

Por otro lado, el exlíder de Cs ha indicado que, en el marco del estado de alarma, se está limitando la libertad de movimientos de los ciudadanos pero también la libertad de empresa y la propiedad privada. Se están "confiscando bienes sin cumplir algunas de las exigencias para la expropiación o la indemnización", ha apuntado.

En relación con esto, se ha preguntado si las medidas que está aplicando el Gobierno se pueden encuadrar en la figura del estado de alarma o "si tendría que hacerlo con un estado de excepción para tener cobertura legal".

"Claro que hay que aplicar medidas eficaces y ágiles", pero se debe hacer "con garantías democráticas absolutas. Por eso hay q decirles a nuestros gobernantes, en estos momentos más que nunca, que la democracia no es una opción, es una obligación que nos obliga a todos", ha recalcado.

CRISIS DEMOCRÁTICA

Por su parte, Rosa Díez ha señalado que, aparte de la crisis sanitaria y de la económica, que hay que intentar paliar para que muchas personas no se "queden por el camino", en España se afronta una "crisis democrática".

"A mí me preocupa que quienes llegaron al Gobierno para terminar con el sistema de libertades que nos dio la Constitución del 78 quieran aprovechar esta crisis no solamente para fijar su posición, sino para derrocar esas libertades del 78. No crean que soy negativa o exagerada, ese es el verdadero riesgo", ha afirmado en una aparente alusión a Unidas Podemos, que comparte gobierno con el PSOE.

A este debate han contribuido también el embajador de Chile en España, Roberto Ampuero, y el escritor y periodista Álvaro Vargas Llosa, hijo de Mario Vargas Llosa.

Según este último, los países que mejor están combatiendo la pandemia del coronavirus son aquellos que tienen "instituciones sólidas, economías sanas y una sociedad civil dinámica y pujante", y entre ellos ha mencionado a Corea del Sur, Alemania, Países Bajos, Suecia o Chile.

EXCESIVA DEPENDENCIA DE CHINA

El embajador, por su lado, ha llamado la atención sobre la "dependencia excesiva" que los países occidentales han demostrado tener respecto a China para obtener determinados productos que son esenciales frente a la crisis sanitaria.

"Esta dependencia es letal y es inquietante, por cuanto implica poner en cuestión la esencia misma de la capacidad defensiva y de reacción de las principales potencias de Occidente ante a situaciones de esta naturaleza", ha comentado.