5 de diciembre de 2020
19 de octubre de 2020

Alberto Rodríguez declina declarar voluntariamente ante el Supremo por los incidentes en una protesta

Alberto Rodríguez declina declarar voluntariamente ante el Supremo por los incidentes en una protesta
El diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez (c), durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, en Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020. - EUROPA PRESS/J. HELLÍN. POOL - EUROPA PRESS

Asegura que fue a la manifestación de forma pacífica y que prueba de ello es que no fue detenido ni identificado

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Unidas Podemos y secretario de Organización de la formación morada, Alberto Rodríguez, no acudirá este martes a la citación cursada por el Tribunal Supremo para que declare, de forma voluntaria, en calidad de investigado por un presunto delito de atentado contra agentes de autoridad.

El parlamentario ha decidido, desde el "respeto a los procesos judiciales establecidos" no acogerse al ofrecimiento cursado por el instructor del alto tribunal, el magistrado Antonio del Moral, tal y como han explicado fuentes de Podemos.

"En ningún caso he cometido los hechos por los que se me investiga. Acudí a la manifestación, como miles de canarios a ejercer mis derechos democráticos de forma pacífica", ha recalcado el propio Rodríguez, según estas fuentes.

Prueba de la "contundencia" de sus afirmaciones es que "no fue ni detenido ni siquiera identificado por esos supuestos hechos en ningún momento", para agregar que "gobiernos anteriores pretendieron criminalizar la protesta", pero que Podemos no lo "va a consentir".

La Sala de lo Penal de este órgano acordó abrir causa al diputado de Unidas Podemos después de que el juzgado de Instrucción número 4 de San Cristóbal de la Laguna enviase testimonio de un procedimiento seguido contra él en virtud de un atestado instruido por la Policía de la Comisaría de La Laguna en 2014 por la comisión de un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad y lesiones durante una protesta.

SUPLICATORIO AL CONGRESO

Ahora, el Supremo podría emprender un procedimiento de imputación formal del diputado solicitando al Congreso un suplicatorio para poder investigarle. En la misma situación podría verse el líder del partido, Pablo Iglesias, en el caso de que la Sala de lo Penal del alto tribunal acoja la exposición razonada que ha elevado contra él el juez de la pieza 'Dina', que investigó el robo de datos del teléfono móvil de su exasesora Dina Bousselham.

Sobre los hechos atribuidos a Rodríguez el Ministerio fiscal había presentado escrito de acusación calificando su conducta de delito de atentado contra agente de la autoridad y falta de lesiones, hechos por los que solicita la imposición de una pena de un año de prisión por el delito y un mes de multa por la falta.

El juzgado de instrucción había acordado la apertura del juicio oral contra él por hechos presuntamente constitutivos del citado delito, pero al acreditar su condición de diputado, acordó la nulidad parcial de dicho auto en la parte que se refería al aforado.

PROTESTA POR LA LEY WERT

Lo hechos a investigar, según la Fiscalía, se remontan a 2014, cuando Rodríguez participaba en una protesta contra la LOMCE organizada coincidiendo con la visita a La Laguna (Tenerife) del entonces ministro de Educación del Gobierno del PP, José Ignacio Wert, que iba a participar en la inauguración de la catedral.

Según los atestados la manifestación derivó en insultos a los agentes desplegados para proteger a las autoridades y lanzamiento de vallas y todo tipo de objetos, por lo que algunos agentes resultaron agredidos. Rodríguez se encontraría en un grupo de personas que habrían participado en agresiones, como 'pancartazos' y puñetazos, y su participación exacta en estos delitos deberá ser aclarada ahora por el Supremo.

Respecto a este mismo diputado, el Tribunal Supremo abrió una causa en 2017 por un delito de desorden público en relación con unos hechos ocurridos en la Laguna el 25 de diciembre de 2006 y, posteriormente, declaró extinguida su responsabilidad penal al considerar que había prescrito el delito por el que se le había investigado.