22 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

El alcalde de Barcelona insta al PP a analizar su crisis interna

El pleno de Barcelona rechaza una propuesta popular que criticaba la la "parálisis" del Gobierno municipal

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu, instó hoy al PP a que haga "un análisis" de la crisis de los populares, después de que el líder del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández Díaz, formulara una proposición en el Pleno para constatar la "parálisis" del Gobierno municipal en minoría, que ocupan PSC e ICV-EUiA.

La proposición fue rechazada con los votos de socialistas, ecosocialistas y ERC, mientras que populares y CiU votaron a favor.

"¿Usted cree que está en uno de los mejores momentos su partido?", afirmó Hereu, a lo que Fernández replicó que su proposición se refería "a la ciudad y no a los partidos", y pidió a Hereu que "deje de ser un alcalde de partido, sino de Barcelona".

El concejal popular también le acusó de haberse limitado a "dar cobertura política" a los gobiernos de la Generalitat y del Estado por delante de los intereses de Barcelona.

Fernández mantuvo que el Gobierno municipal en minoría es una "situación inédita" en los tres decenios de democracia, y apostó por "no perder más tiempo", por lo que le reclamó presentar un proyecto de futuro para "resolver los problemas de Barcelona".

Al igual que el edil popular, el líder de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias, lamentó la "parálisis" municipal y ambos criticaron que el Gobierno haga anuncios en televisión. "Se ha creado una situación de frustración democrática por la manera de gobernar la ciudad", concluyó Trias.

El presidente de ERC en el Ayuntamiento, Jordi Portabella, reconoció echar de menos "propuestas adaptadas al siglo XXI" y más participación ciudadana. Sin embargo, los republicanos votaron contra la iniciativa alegando que las proposiciones deben "aportar algo a la ciudadanía", defendió.

Hereu rechazó que su gobierno esté paralizado, y aseguró "servir" a la ciudad, una actuación que "por suerte" evalúan los ciudadanos "y no los partidos", según dijo.

En el mismo sentido se mostró el líder de ICV-EUiA en el Ayuntamiento, Ricard Gomà. Aseguró que "el discurso de la parálisis no tiene que ver con la realidad de lo que ha pasado el último año".