19 de octubre de 2019
24 de enero de 2009

El alcalde de Ermua asegura que la situación en el País Vasco "mejora" ya que "el silencio está siendo superado"

La Asociación Nacional de Guardias Civiles 'Marques de las Amarillas' rinde homenaje en Palencia a 68 personas y entidades

PALENCIA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ermua, Carlos Totorika, afirmó hoy que la situación en el País Vasco "está mejorando" porque "el silencio" sobre ETA y el terrorismo "está siendo superado".

Totorika, quien fue nombrado Caballero de Santiago durante un acto de homenaje de la Asociación Nacional de Guardias Civiles 'Marques de las Amarillas' celebrado en Palencia, recordó cómo hace sólo unos años "en pequeños municipios se imponía la lógica del terror y sólo se podía hablar de política en voz baja".

"Se enterraba a las víctimas como si fueran perros, a pesar de haber defendido la libertad y la pluralidad", destacó antes de reconocer los "difíciles momentos vividos" cuando ETA y Batasuna "intentaban hacer un estado paralelo creando redes en instituciones como las universidades y los gobiernos".

Sin embargo, insistió, "los medios se están superando", punto en el que puso como ejemplo cómo hoy los vascos "están más preocupados por el temporal que por la reacción de ETA a la detención de varias personas que intentaban reorganizar Batasuna".

En dicho cambio, "la Guardia Civil ha resultado clave para evitarlos y defender la libertad, a pesar de perder en algunos casos la vida", junto a "mucha gente que ha trabajado duro en el País Vasco por la pluralidad y la libertad".

HOMENAJE.

La Asociación Nacional de Guardias Civiles 'Marques de la Amarillas' homenajeó hoy en Palencia a 68 personas y entidades en el III Homenaje a las Víctimas del Terrorismo y a las Fuerzas de Seguridad de Castilla y León.

El homenaje se inició a las 11.00 horas con la celebración de una misa en la Iglesia de la Soledad y posteriormente tuvo lugar el acto central, que comenzó con un homenaje a la bandera española y un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas.

A continuación se procedió a los diferentes nombramientos dentro de las diferentes categorías de la asociación. En primer lugar, los Socios de Honor a título póstumo, entre los que figuran dos guardias civiles, un policía nacional, un militar y un civil asesinados por ETA o el GRAPO.

Además, recibieron el título de Socio de Honor los periodistas Ernesto Sáenz de Buruaga y Jesús Ferreiro; el obispo de Palencia, José Ignacio Munilla; el Ayuntamiento y la Diputación de Palencia y la entidad Dignidad y Justicia.

El resto de homenajeados fueron nombrados Caballeros de Santiago o Damas del Pilar en sus diferentes categorías. La mayor parte eran castellanos y leoneses, aunque también hay algunos homenajeados del País Vasco dadas las dificultades todavía de celebrar allí actos de homenaje.

El homenaje finalizó con una ofrenda floral al monumento a las víctimas del 11-M de Palencia.