25 de noviembre de 2020
4 de enero de 2012

Los alcaldes socialistas se reivindican como "la fuente de credibilidad y confianza" del partido

Piden aplazar diez años las devoluciones al Estado de los anticipos de 2008 y 2009 y que ser alcalde y diputado autonómico sea compatible

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una treintena de alcaldes socialistas, encabezados por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, han aprobado un documento para su defensa en el 38º Congreso Federal del PSOE en el que se reivindican como "la fuente de credibilidad y confianza" del partido y, por tanto, como "el mayor valor que tiene actualmente el PSOE", por lo que reclaman un mayor peso en la vida interna y en la nacional.

El grupo de regidores han elaborado este documento para su debate y aprobación en el congreso de febrero. En él aseguran que el PSOE necesita buscar "el origen desde el que comenzar el trabajo" para confeccionar un nuevo socialismo y que aquel se encuentra en los pueblos y ciudades.

"El partido debe reconocer que el liderazgo de los alcaldes suele tener reflejo en el ámbito local del partido, pero se difumina y aún se pierde en los ámbitos autonómico y estatales. Esto que es práctica habitual en otras fuerzas políticas no lo ha sido en el PSOE", explican en el texto.

Por eso, exigen que se asegure la presencia sustantiva de alcaldes en los diferentes comités del PSOE y y en las ejecutivas, incluidos los federales, y proponen que los representantes locales procedan por ejemplo del grupo socialista de la FEMP, aunque no se descartan otros métodos de elección. Lo mismo en el consejo territorial del psoe, que se debe ampliar para dar cabida a una "presencia significativa".

Los alcaldes piden también un debate sobre la organización del partido mucho más profunda que la ceñida a cómo se elige a los líderes, aunque también sobre esta reclaman una reflexión. Piden así abrir el proceso de decisión de las políticas a los militantes y reivindican el trabajo de las agrupaciones locales, que deben ser "repensadas".

En su reivindicación de lo local, los consistorios piden una definición clara de las competencias que desarrolla cada administración pública, y solucionar el problema de las denominadas competencias impropias.

FINANCIACIÓN LOCAL

Los alcaldes del PSOE piden en el citado documento un aplazamiento de diez años, con dos de carencia, para el pago de los cobros de los anticipos de la PIE (Participación de los Ingresos del Estado) correspondientes a los años 2008 y 2009. La medida fue aprobada por unanimidad por la FEMP en su última asamblea general, en la que Caballero fue elegido vicepresidente.

Aseguran que es imposible que los consistorios reintegren los ingresos en solo cinco años sin dificultades graves y advierten de una "cadena de recortes" e "impagos" a empresas y en servicios de "consecuencias imprevisibles".

Así, denuncian que los ciudadanos demandan cada vez más servicios públicos a los consistorios ejerciendo, añaden, "una fuerte presión sobre los responsables municipales" que no se encuentran en situación de dar respuestas "dada la debilidad del poder institucional, la ausencia de competencias y de medios para afrontarla".

Señalan, además, que mientras la ciudadanía pide que se cree empleo, son las comunidades las que tienen las competencias en políticas activas. Para los regidores del PSOE las CC.AA. han visto aumentar de forma "macrocefálica" sus competencias y recursos mientras se producía un estancamiento" de los ayuntamientos en estas materias y en su financiación.

Ante esta situación, proponen una nueva ley de gobierno local al tiempo que abogan porque el PSOE no se detenga en discutir si su modelo está o no agotado sino "renovarse" a base de integrarse "como una fuerza más" en movimientos ciudadanos, "absorbiendo, interviniendo" y "sumando con otros para construir una acción política progresista".

Sin embargo, recalcan que también deben entender que el movimiento ciudadano no es el que era y que ahora hay un amplio abanico de colectivos sociales con perfil profesional, clases medias castigadas "en clara recesión", "emprendedores" y grupos de jóvenes "autoorganizados" en torno a redes sociales y plataformas tecnológicas.

Además de una nueva ley de gobierno local, señalan la necesidad de reformar radicalmente la ley de financiación de haciendas locales para que los recursos se adecuen a las competencias. Esto, aseguran, no tendría necesariamente un efecto negativo sobre el déficit público. Dicho esto, resaltan que los entes locales deben participar de los tributos de las comunidades y señalan a Andalucía como "pionera" en esta materia.

INCOMPATIBILIDADES Y DIPUTACIONES

Los alcaldes además piden prudencia con las políticas de incompatibilidades, "que deben ser analizadas en cada caso y en cada cargo concreto". Por ejemplo, rechazan la incompatibilidad entre el cargo en un parlamento autonómico y la alcaldía, cuando son puestos "perfectamente compatibles".

Este grupo de regidores plantea también una ley que regule las retribuciones de los cargos electos para establecer "un sistema claro y transparente" que "evite discusiones estériles, demagógicas y partidistas, que sólo consiguen distanciar más la ciudadanía de los políticos".

En la defensa del trabajo municipal, los ayuntamientos también piden una reforma en profundidad de las diputaciones, "instituciones superadas y vacías" y que deben reconvertirse en lo que ya Alfredo Pérez Rubalcaba, como candidato socialista a la presidencia del Gobierno, bautizó como consejos de alcaldes. Sus competencias deben pasar a los consistorios.

En todo caso, lo que estos regidores exigen es que las diputaciones desarrollen sus programas a través de los ayuntamientos y no de forma independiente.

En la línea de hacer más eficiente la administración pública y en plena lucha contra la crisis y el gasto, los alcaldes socialistas piden también "explorar en profundidad las posibilidades de las áreas metropolitanas".