26 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Alonso urge a PNV a "poner fin a la década Ibarretxe" y plantea "hablar con quien quiera cambiar las cosas de verdad"

BILBAO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Álava, Alfonso Alonso, consideró hoy "urgente" que el PNV "ponga fin a la década de Ibarretxe", que se ha convertido "en un problema" para esta formación y para la sociedad vasca, para "abrir otras expectativas". Asimismo, apostó por no "cerrarse a hablar sólo" con el PSE-EE, sino hacerlo con "aquél que quiera cambiar las cosas de verdad".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el dirigente del PP vasco afirmó que el Pleno de Política General que ayer acogió el Parlamento vasco evidenció la necesidad de "desbloquear" la política vasca. Según indicó, "el debate parecía el día de la marmota: siempre estamos hablando de lo mismo, atrapados en nuestro propio endemoniado y girando el lehendakari sobre sí mismo".

En su opinión, ayer se puso de manifiesto que "esto tiene que terminar y que empieza a haber un clamor para que las cosas cambien". "La década de Ibarretxe ha llegado a un momento de agotamiento y es necesario cambiar", insistió.

No obstante, precisó que, "para cambiar, es necesario que todos también cambiemos de actitud, y nosotros cambiemos de actitud a una actitud más proactiva, a tratar de dialogar con los demás, a abrir el debate". A su entender, "otros partidos tienen que hacer esta reflexión". En este sentido, se refirió al PNV, al que advirtió de que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, se ha convertido "en un problema" para la propia formación y para el conjunto de la sociedad vasca.

"Esos tapones -continuó- es lo que hay que quitar de la política vasca para abrir juego, para que podamos tener alternativas distintas".

Alonso estimó que el PP debe estar dispuesto a "hablar con aquel que quiera cambiar las cosas de verdad". Por el contrario, añadió, "si se nos ofrece más de lo mismo, que es el punto al que no ha llevado Ibarretxe, se cierra mucho el escenario y las posibilidades de diálogo".

En este sentido, criticó que el lehendakari "está empeñado en un diálogo con las gentes de Batasuna y en una fórmula que es el tripartito, que no funciona y no tiene futuro", lo que produce "una situación de bloqueo".

En cualquier caso, dijo no querer "cerrarse a hablar sólo" con el PSE, sino que insistió en que el PP "hablará con quien esté dispuesto a cambiar las cosas en el País Vasco, a establecer las prioridades que tiene que tener la política y a trabajar en favor de la libertad y la prosperidad de los vascos". En esta línea, apostó por "fijarnos más en la calidad del cambio y en el contenido", así como por que "entendimientos más amplios sean posibles".

EN HORAS BAJAS

Por otro lado, el también portavoz adjunto del PP en el Congreso consideró que el PSOE está "en horas bajas" y su Gobierno "ciertamente desconcertado por la crisis y desconcertando" a los ciudadanos.

Según indicó, el Ejecutivo está "reaccionando mal" a la situación económica, "desbordado por lo problemas", lo que a su entender "anticipa la necesidad de un cambio". En este sentido, auguró "aires de cambio en el País Vasco y en Madrid".