22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    (Amp.) Absuelven a las modelos argentinas acusadas en Barcelona por narcotráfico y condenan a 11 años a su representante

    BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Barcelona ha absuelto a las dos modelos argentinas detenidas en la capital catalana y encarceladas desde octubre de 2006 por tráfico de drogas, y ha condenado a su representante a 11 años cárcel y a pagar una multa de 2,1 millones de euros por un delito contra la salud pública.

    La Sección Séptima ha absuelto a las acusadas María Belén Téllez y Jessica Almada, de 20 y 22 años, respectivamente, al considerar que no ha quedado probado que las chicas supieran que hubiera cocaína en el interior de las maletas de su representante y también imputado, Alejandro Panno. La Fiscalía tampoco pudo demostrar que manipularan el equipaje.

    Las modelos y su representante llegaron al Aeropuerto de El Prat de Llobregat la mañana del 29 de octubre de 2006 en un vuelo de Air Madrid procedente de Buenos Aires, y fueron detenidos después de que agentes de la Guardia Civil encontraran, en cuatro de las seis maletas que llevaban, 15,8 kilos de cocaína con una pureza del 37,9%, cuyo valor en el mercado negro hubiera superado el millón de euros.

    Las chicas se encontraban en prisión provisional desde el 31 de octubre de 2006 ante el riesgo de fuga, por su condición de extranjeros y la gravedad de los hechos. Sin embargo, la Sección Séptima decretó la libertad provisional el miércoles, tras la celebración del juicio. Una decisión que la abogada de Jessica Almada, María Pascual, calificó de "antesala de una sentencia absolutoria", como se ha confirmado esta mañana.

    La magistrada presidente concluye que, si bien hubo "indicios racionales de su participación" durante la instrucción de la causa, la fiscal no presentó ninguna prueba concluyente que incriminara a ninguna de las dos modelos por lo que no puede fundamentarse una sentencia condenatoria.

    La sentencia señala que las compañías aéreas suelen facturar a nombre de un viajero todas las maletas de las personas que van con él, por lo que considera justificado que todo el equipaje estuviera a nombre de María Belén Téllez.

    RETOMAR SU CARRERA.

    "He perdido un año y medio de mi carrera pero lo voy a recuperar", aseguró hoy durante una rueda de prensa Jessica Almada, quien dijo que permanecerá unos días en Barcelona --no se le entregará el pasaporte hasta el lunes 14-- antes de regresar a su país.

    Tras conocer la sentencia, la joven explicó que es necesario entender que los jueces decretaran la prisión provisional pues "tenían motivos", ya que los tres son extranjeros y se les imputaba un delito grave. "Hubiera sido más sencillo si fuera española", señaló la letrada que la ha defendido, María Pascual.

    Su abogada y el director del bufete que la representó, José Ángel González Franco, estudian presentar una reclamación por el año y medio que su defendida ha pasado en prisión provisional, en el centro penitenciario de Wad-Ras.

    La Sección Séptima, que el miércoles decretó la libertad provisional para las chicas, confirmó en abril de 2007 la medida cautelar dictada en octubre de 2006 por el Juzgado de Instrucción número 4 de El Prat de Llobregat.

    La abogada de Jessica Almada justificó la prisión provisional durante la instrucción de la causa porque en esos momentos no quedó demostrada la existencia de la agencia de modelos que dirige Panno ni los contratos de trabajo que habían firmado las jóvenes, aunque ahora sí ha quedado acreditado.

    Pascual y González Franco explicaron que esa "medida tan gravosa" es utilizada a menudo por los jueces cuando los procesados son extranjeros y están acusados de delitos graves, ya que consideran que existe cierto riesgo de fuga.

    Sin embargo, Jessica Almada reconoció que no todo lo que ha vivido en la cárcel ha sido negativo. Ha aprendido a "no confiar tanto en todo el mundo" y tiene una mentalidad más abierta".

    PRISIÓN PARA EL REPRESENTANTE.

    La Sección Séptima ha considerado probado que el representante de las modelos tenía "pleno conocimiento" de la existencia de la cocaína, por lo que ha condenado a Panno a 11 años de cárcel y a pagar una multa de 2,1 millones por un delito contra la salud pública con el agravante de notoria importancia --dada la gran cantidad de droga intervenida.

    Durante el juicio, Panno aseguró "de forma incoherente, contradictoria, insegura e incongruente" que había obtenido las maletas mediante un "canje publicitario" con un promotor del que únicamente facilitó el nombre.

    En el supuesto de que no fuera él quien escondió la cocaína en el doble fondo de las maletas, Panno pudo notar el "sobrepeso anormal" cuando las vació para introducir sus efectos personales, señala el tribunal. También destaca que no se sorprendió cuando los agentes de la Guardia Civil encontraron la droga, sino que se limitó a ponerse una gorra y bajar a la cabeza.

    La sentencia subraya la incoherencia de Panno al proponer a las modelos que guardaran su ropa en las maletas que había conseguido, ya que se trataba de un viaje preparado con cierta antelación, aunque su motivo no quedó claro, según el tribunal.