23 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

(Amp) Llamazares acusa a PSOE de tener una política inmigratoria "débil" frente a la "racista y xenófoba" de PP

Propone igualdad en derechos y libertades, incluyendo la posibilidad de "elegir y ser elegidos" y la pluriculturalidad

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Izquierda Unida (IU) a la presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, acusó hoy al PSOE de tener una política de inmigración "débil", que no es suficiente para que la izquierda haga frente a la de la derecha, la cual, a su juicio, es "racista, xenófoba , nacional y sectaria". Por eso, apostó por desarrollar una propuesta fuerte de igualdad en derechos y libertades, incluyendo la posibilidad de "elegir y ser elegidos" en elecciones y "reconociendo la integración pluricultural".

Durante un acto sectorial con jóvenes e inmigrantes en la sede de la coalición, echó de menos una política "clara y definida" del PSOE, que "también en esto está en terreno de nadie e intenta conjugar la regularización laboral y echar una carrera al PP para ver quien expulsa más inmigrantes". "Esto es un terreno de nadie de filosofía política débil frente a la filosofía racista, xenófoba y nacional-sectaria desde el punto de vista religioso del PP", destacó.

"El PP refuerza la identidad nacional y religiosa usando a la inmigración como chivo expiatorio, mientras el PSOE no tiene una reflexión hecha sobre este tema. Hay que considerar ya la inmigración como una parte de la ciudadanía española y trabajar a largo plazo en una sociedad pluricultural, diversa desde el punto de vista moral, cultural, territorial, y hay que trabajar para buscar una nueva cohesión e identidad, que no puede ser una filosofía blanda por parte de la izquierda, sino que hay que recuperar una filosofía sólida de izquierdas, que tiene que ver con la idea republicana de ciudadanía", planteó.

A su juicio, el PP pretende "fracturar al sector obrero del país, al precario, que ha aumentado en los últimos años y son 11 millones de trabajadores españoles", y consideró que el PP pretende "llevarse a una parte de ellos con los intereses de quienes tienen más poder en este país". Asimismo, indicó que frente a la inmigración el PP pretende "una identidad nacional de una parte, con exclusión de la inmigración, una identidad cultural y religiosa también por exclusión de quienes son diferentes y eso tiene potencia ideológica, aunque sea ultra conservador".

"COHESIÓN DEL PRECARIADO"

Por eso, aseguró que la forma de "derrotar" al contrato del PP no es la política "débil" del PSOE y echó en falta una política de "cohesión del precariado". "Nos dirigimos a esos once millones de trabajadores con empleo precario, que reciben menos de 1000 euros mensuales y con situaciones familiares difíciles con horarios enormes en su trabajo. Queremos cohesionar a este precariado, dentro del cual están los inmigrantes", argumentó.

Así, insistió en que el PSOE no tiene una "alternativa", y se mostró convencido de que la forma de conseguirla es que IU tenga "más influencia" en la política del Estado, ya que con ello se lograrían políticas de acogida con respeto al derecho de asilo y los derechos humanos, permeabilidad inteligente -"el Gobierno tiene una propuesta impermeable", dijo- que permita "igualdad de derechos, igualdad económica, políticas sociales e identidad". Añadió que "la izquierda tiene que recuperar una identidad alternativa de la integración pluricultural, de la pluriculturalidad".

Preguntado sobre la postura de IU ante las regularizaciones extraordinarias, apostó por una regularización continua, y acerca de las expulsiones por delitos, indicó que hay sentencias de los tribunales que van en la dirección de que en determinados casos el delito no sea motivo de expulsión, anteponiendo la "reinserción". En referencia al voto inmigrante, planteó su apoyo a "facilitar al derecho a la nacionalidad" y a "llegar al máximo de participación política que sea legal" y expuso que IU apoyaría incluso una reforma constitucional en esta dirección.

MINISTERIO DE LA MUJER

Por otro lado, comentó la propuesta de IU de crear un Ministerio de la Mujer para la próxima legislatura. Según dijo, es obligado hablar de la "lucha de las mujeres porque se ha producido un incremento muy importante en los últimos días de las muertes por violencia de género", algo que necesita una "respuesta no sólo retórica, sino política". "Todavía quedan muchos temas y muchos derechos pendientes por parte de las mujeres con el horizonte de la igualdad de género", resaltó.

Asimismo, apostó por ampliar y revisar la ley de violencia de género para que "sea más eficaz, en términos de igualdad social, laboral y educativa, no sólo en términos penales". Además, estimó necesario también desarrollar y tener presupuestos para la ley de igualdad, y agregó que "para todo ello es necesario un Ministerio de la Mujer que dirija las políticas de igualdad con el rango suficiente". Finalmente, señaló que para IU en esta campaña es un "elemento esencial la lucha contra la violencia de género, no es sólo un tema penal sino que va mucho más allá y por eso es necesario este Ministerio".