18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    AMPL.- El 60 por ciento de los jueces aragoneses secunda la huelga, que transcurre sin incidencias en la Comunidad

    ZARAGOZA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El 60 por ciento de los jueces y magistrados aragoneses ha secundado hoy la jornada de huelga convocada por este colectivo para reivindicar la mejora de los medios de la Administración de Justicia, jornada que está transcurriendo sin incidencias en la Comunidad autónoma.

    Así lo ha trasladado el juez decano de Zaragoza, Ángel Dolado, quien ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, que de los 132 jueces que hay en la Comunidad autónoma aragonesa, entorno a 75 se han manifestado a favor del derecho de huelga.

    Además, la práctica totalidad de los jueces y magistrados de la ciudad de Zaragoza --unos cien-- han participado en la concentración realizada a las 12.00 horas ante los juzgados de la plaza del Pilar de la capital aragonesa, donde el miembro del comité de coordinación de huelga y magistrado de lo Social de Zaragoza, Mariano Fustero, ha dado lectura al manifiesto con las siete reivindicaciones del colectivo.

    Ángel Dolado se ha mostrado "satisfecho" por el seguimiento de la huelga en Aragón porque se ha superado la cifra del 50 por ciento y ha recalcado la importancia de que en el acto de protesta conjunto de las 12.00 horas "estamos todos".

    Ha agregado que de los 3.700 jueces que hoy podían ejercer el derecho a huelga en el conjunto de España, la han secundado 1.700, llegando al 82 por ciento del seguimiento en Valencia y superando el 50 en Madrid, ha apuntado.

    Respecto a la incidencia de la huelga en la actividad judicial, ha comentado que está siendo "prácticamente nula" porque los jueces que sabían que iban a secundar la huelga han trasladado los juicios previstos a otra fecha "para causar el menor perjuicio" a los ciudadanos y cada juez se ha constituido en servicio mínimo de su propio juzgado.

    Así, "si en un momento determinado un juez en huelga tiene una medida cautelar, tengo su teléfono móvil para que, de forma inmediata, se persone en el juzgado correspondiente" y la atienda, ha aclarado Dolado.

    MESA DE NEGOCIACIÓN INMEDIATA

    El juez decano de Zaragoza ha reclamado al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que convoque "inmediatamente, mañana" la mesa de negociación, en la que estén presentes las cuatro asociaciones de jueces y también los consejeros de las Comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias, como es el caso de Aragón, porque "no entendemos esta negociación colectiva sin ellos".

    Por otra parte, Ángel Dolado ha manifestado que la jornada de puertas abiertas celebrada en los juzgados de la plaza del Pilar de 10.00 a 12.00 horas ha tenido "escasa" afluencia de ciudadanos, ya que han acudido unas diez personas.

    "Esperaba que hubiese venido mucha más gente", ha confesado, si bien "los que han venido han quedado gratamente satisfechos de las explicaciones y transparencia que les hemos intentado dar", ha opinado.

    REIVINDICACIONES

    Las siete reivindicaciones que suscriben las cuatro asociaciones de jueces del país y que ha leído el miembro del comité de coordinación de huelga y magistrado de lo Social de Zaragoza, Mariano Fustero, son la "efectiva y urgente" instauración de la nueva oficina judicial, con la delimitación precisa de las funciones y responsabilidades en el ámbito de la Administración de Justicia.

    "La organización de la oficina judicial en ningún caso debe restringir la real y efectiva independencia judicial, conservando los jueces la facultad de señalar juicios y vistas", ha subrayado Fustero.

    En segundo lugar, la plena incorporación a los juzgados de las nuevas tecnologías, con intercomunicación de las bases de datos judiciales; "urgente" conexión informática entre juzgados de distintas Comunidades autónomas, "que actualmente son incompatibles"; un sistema de alertas en materias especialmente sensibles; digitalización documental; registro informático común; gestión procesal; firma electrónica y transmisión telemática de datos.

    Su tercera reivindicación es la formación adecuada de todo el personal al servicio de la Administración de Justicia, asegurando la inmediata cobertura de vacantes mediante personal titular y la formación esencial básica de todo el personal interino.

    En cuarto lugar, piden que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) establezca la carga máxima de trabajo razonable que puede asumir cada órgano judicial, "que en ningún caso debe ir unido al establecimiento de sistemas productivistas para la retribución de la actividad judicial", ha remarcado.

    En quinto lugar, la revisión en profundidad de la actual planta judicial, partiendo del nuevo sistema diseñado por el CGPJ, que permita acomodar la planta judicial a la carga real de trabajo de cada partido judicial en función de la entrada de asuntos.

    Mariano Fustero ha agregado que la reforma de la oficina judicial "no supone necesariamente incrementar el número de órganos judiciales, sino tan sólo el número de jueces en cada demarcación, con el mismo número de funcionarios, a través de una organización correcta, buenos servicios comunes y medios de información adecuados".

    Su sexta petición es arbitrar un sistema adecuado de sustituciones mediante jueces titulares, y, la séptima, la efectiva conciliación entre la vida familiar y laboral; la supresión del traslado forzoso por ascenso; equiparación en derechos y beneficios sociales entre los jueces y magistrados y los restantes integrantes de la Función Pública; elaborar un plan de prevención de riesgos laborales, y mejorar las condiciones de jubilación.