30 de noviembre de 2020
4 de noviembre de 2006

(Ampli.) Cumbre.- El Rey acepta la petición de Argentina de ser "facilitador" en su conflicto de 'papeleras' con Uruguay

MONTEVIDEO, 4 Nov. (Del enviado especial de Europa Press, Antonio Rodríguez) -

El Rey Juan Carlos ha aceptado la petición del presidente de Argentina, Néstor Kirchner, de desempeñar un papel de "facilitador" en el conflicto de las 'papeleras' que enfrentan a este país sudamericano con el vecino Uruguay, según informó la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez.

"Ha sido una propuesta de Kirchner y dirigida directamente al Rey de España. Se le ha pedido que actúe como facilitador para que haya un entendimiento entre Argentina y Uruguay que permita poner fin al contencioso que existe entre ambos países sobre la instalación de la planta de celulosa", indicó en rueda de prensa.

Jiménez aclaró que ahora le corresponde al presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, manifestarse al respecto, pero se mostró "convencida" que responderá favorablemente a la labor de facilitador y que ambos países sudamericanos "van a establecer su calendario y sus procedimientos para lograr no solamente el entendimiento, sino la solución".

Asimismo, precisó que la diferencia entre un papel de mediador y de facilitador es "importante" en este caso. "Mediador significa que tomamos parte en el conflicto y proponemos propuestas. Nosotros no debemos ni queremos tomar parte en el conflicto entre ambos países, sino facilitar el entendimiento y encuentros", indicó Jiménez.

Igualmente, la secretaria de Estado recordó que el monarca tiene una "labor constitucional asignada" que es la de representación de la política exterior española, así como "otra serie de disposiciones constitucionales" que hacen que haya un acuerdo "de forma permanente" con el presidente del Gobierno, en este caso José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, hizo hincapié en que Su Majestad siempre ha sido "el mejor embajador de España" en el extranjero y apostó por el compromiso del Rey "de ser facilitador en el necesario y querido entendimiento entre ambos países".

El compromiso se adquirió en el transcurso de una entrevista entre el Rey, Zapatero y Kirchner antes del almuerzo y Moraleda manifestó que la voluntad española es que "definitivamente se pueda alcanzar una solución satisfactoria para dos países amigos".

En este sentido, incidió en que el objetivo de este paso de España es "ayudar sobre la base de las distintas opiniones que están presentes en el problema y de tratar de conseguir finalmente que dos países amigos encuentren a través del diálogo, la solución definitiva a un conflicto que estamos absolutamente convencidos que se va a lograr después de estas conversaciones".

En último término, Moraleda dejó claro que el Ejecutivo español "no ha tomado ninguna iniciativa", sino que ha sido "requerido" y que desde ese punto de vista no se tiene "ningún problema" de asumir ese rol de facilitador. "Insisto, tenemos que partir de la idea que es la voluntad libre de dos países, que no se trata de mediar entre ellos y que nuestra única intención es tomar en consideración las propuestas y ayudar en todo cuanto se nos pida", concluyó.