23 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

(Ampl.)La comisión para reformar el Estatuto extremeño inicia el análisis de la propuesta "orientativa" de los expertos

El PSOE apuesta por acometer una reforma "no reactiva, no pensando en lo que han hecho otros"

MÉRIDA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La comisión no permanente para la reforma del Estatuto de Autonomía de Extremadura en la Asamblea acordó hoy la creación de un grupo de trabajo compuesto por cuatro diputados del Grupo Socialista-Regionalistas, otros cuatro del Grupo Popular-Extremadura Unida, el letrado mayor de la Cámara autonómica y un alto cargo de la Junta, que se encargará de acometer dicho proceso reformista en la Cámara autonómica adoptando como punto de partida el documento técnico "orientativo" elaborado para tal fin por la comisión de expertos creada por la Junta para acometer la citada reforma.

Por parte del PSOE participarán en el grupo de trabajo los diputados Ignacio Sánchez Amor, Estanislao Martín, Luciano Fernández y Francisco Torres, mientras que por parte del PP serán Pilar Vargas, Laureano León, Manuel Barroso y Cristina Teniente.

Según indicó hoy durante la constitución de dicho grupo el presidente de la Asamblea, Juan Ramón Ferreira, el objetivo es que el "camino apasionante" de la reforma del Estatuto extremeño concluya "a finales de este año" para que su tramitación parlamentaria en Las Cortes se pueda iniciar "en el primer periodo de sesiones del año próximo".

La citada comisión de trabajo, que recogerá las aportaciones que partidos políticos, agentes sociales y sociedad en general deseen realizar al documento de reforma del Estatuto, trabajará de una forma "dinámica, abierta", y con la finalidad de dotar a la región de un texto autonómico que se convierta en "la vida, el cuerpo y esqueleto de la región como mínimo para los próximos 25 años".

Durante la reunión de hoy, la portavoz del Grupo Popular-Extremadura Unida, Pilar Vargas, resaltó la "inmensa responsabilidad" que para los grupos parlamentarios supone el proceso de reforma del Estatuto de Autonomía, y se mostró convencida de que su partido "estará a la altura de las circunstancias" que requiere a su juicio dicha cuestión.

Así, resaltó que el PP trabajará "con mucha ilusión" en la reforma del Estatuto, "luchando por todos los derechos" de la región, incluida la financiación --dijo--, y con el "ánimo del diálogo y la debida colaboración que se debe tener con la institución".

A su vez, el portavoz del Grupo Socialista-Regionalistas, Ignacio Sánchez Amor, agradeció a la comisión de expertos la "valiosa" propuesta técnica elaborada, a partir de la cual trabajará el grupo de trabajo parlamentario, y resaltó la disposición de "espíritu abierto y de consenso" con la que según dijo parte su partido en el proceso de reforma del Estatuto.

Según dijo, el PSOE apuesta por el "consenso" con el PP para acometer dicha cuestión, obligado por la necesidad de contar con los votos de dicho partido para sacar adelante el nuevo Estatuto en la Cámara autonómica, y también "por el absoluto convencimiento político de que se trata de una operación en la que hay que ir con un consenso absoluto con el PP".

Sánchez Amor subrayó también que el proceso que ahora se inicia es el de una reforma del actual Estatuto, "sabiendo que no se está inventando, recreando ni refundando la Comunidad Autónoma", y defendió la importancia de no crear entre los ciudadanos de la región "expectativas" como las surgidas en otras regiones, dijo, relativas a que el nuevo texto pudiera resolver "todos los problemas".

PROPUESTAS DEL PP.

En declaraciones a los medios tras la comisión, la portavoz del Grupo Popular, Pilar Vargas, apuntó que su partido incidirá en el nuevo Estatuto extremeño en los "derechos" de la región, y fundamentalmente en materias como la financiación, con el objetivo de que Extremadura "no se sienta discriminada respecto a ninguna otra comunidad autónoma" y de lograr la "garantía de que (la región) no deje de percibir ni un euro del que por derecho le corresponda".

Asimismo, y tras recordar que el presidente de la Junta resaltó que el nuevo Estatuto "es constitucionalmente puro", respecto a la posibilidad de que aquél se refiera a cuestiones como el Consejo Consultivo o la Agencia Tributaria regionales, Vargas apuntó que se trata de cuestiones que se encuentran "a pleno debate a nivel nacional".

De igual modo, en cuanto a la posibilidad de que el nuevo texto recoja el reconocimiento y plazos de la 'Deuda Histórica', Vargas afirmó que "el eje central será la no discriminación con respecto a las demás comunidades autónomas" y añadió que "enseguida que haya una figura clara de cómo eso se puede traducir y hacer efectivo ahí que estaremos aprobándolo". "Extremadura por derecho tiene unos derechos reconocidos financieramente hablando y es por ellos por los que tenemos que estar luchando para que no se nos discriminen", sentenció.

PROPUESTAS DEL PSOE.

A su vez, también en declaraciones a los medios tras la comisión, el portavoz del Grupo Socialista, Ignacio Sánchez Amor, defendió que el afán del nuevo Estatuto "no es sustituir la Constitución, sino dentro de ella reformar el Estatuto de Autonomía", y se mostró convencido de que los grupos trabajarán "con un espíritu abierto y de consenso" en la "operación importante" para Extremadura que supone la reforma.

Asimismo, tras apuntar que el PSOE incidirá en "todas" aquellas cuestiones que requieran una reforma respecto al Estatuto de 1983, se mostró partidario de no acometer una reforma estatutaria "reactiva, pensando en lo que han hecho otros" sino "pensando en Extremadura, en lo que necesitan los extremeños".

"La Comunidad Valenciana hizo un Estatuto para reaccionar a lo que se estaba haciendo en Cataluña y ya están pidiendo reformarlo otra vez", sentenció Sánchez Amor, que añadió que "no hay que pensar en una operación a corto término y tener los ojos demasiado obsesionados con lo que se está haciendo en otros sitios, sino que hay que pensar en lo que necesita Extremadura para los próximos 25 años".

Además, respecto a las determinaciones financieras en el Estatuto de Autonomía dijo que se trata de un asunto que "hay que examinar", aunque recordó que en el actual texto ya se recogen alusiones en materia de sistema de financiación, impuestos propios o la 'Deuda Histórica'.

En cualquier caso, resaltó que la financiación autonómica en España "se decidirá" en una mesa "multilateral" en la que participan las CCAA y el Estado, "y en ningún caso --añadió-- debe permitirse que alguien quiera contar con alguna baza extra en esa mesa por lo que diga su estatuto, porque entonces en los estatutos se entraría en una subasta al alza para ver quién fija mayores posiciones".

"Si para bloquear el sudoku hay que bloquearlo yendo al alza, me parece una operación terrible para la fortaleza jurídica del estatuto pero si políticamente se nos obliga a ello no nos quedará más remedia", añadió.

Finalmente, el portavoz socialista calificó como "razonable" el funcionamiento de las instituciones y la organización administrativa recogidos en el Estatuto de 1983. "Nadie puede decir que este estatuto ha dificultado el funcionamiento normal de las instituciones, porque se han producido elecciones, investiduras, mociones de censura", dijo Sánchez Amor, que concluyó que el actual Estatuto de Autonomía "se pensó bien y ha funcionado", aunque consideró necesaria "una simple reforma en aquellos asuntos que necesitan una adaptación al día de hoy".