28 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

Arenas pide a Zapatero que no venga a Andalucía a "sembrar cizaña" sobre el Estatuto, sino que contribuya al consenso

CARMONA (SEVILLA), 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, reclamó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no venga a Andalucía a "sembrar cizaña y discordia" en relación con la reforma del Estatuto de Autonomía, sino que se convierta en un elemento que contribuya al consenso entre todos los partidos andaluces.

Arenas, que participó en el Parador de Carmona (Sevilla) en un acto de homenaje a la Constitución y al Estatuto de Autonomía, se refirió así a las palabras que ayer pronunció el presidente del Gobierno en un mitin del PSOE en Dos Hermanas (Sevilla), en las que respaldo la reforma del texto andaluz, al que animó a apoyar en el referéndum de ratificación previsto dentro de un año aproximadamente, y advirtió de que si el PP no quiere apoyarlo será "peor para él".

El dirigente del PP-A advirtió al presidente del Gobierno de que si no hubiera consenso sobre el Estatuto de Autonomía sería lo "peor" que le podría pasar a Andalucía, así como de que si sigue "discriminando" a la comunidad andaluza con sus comportamientos y actitudes, "le va a ir muy mal".

Javier Arenas quiso dejar claro que el PP va a estar en el consenso final sobre el Estatuto de Autonomía, pese a la intención del presidente de la Junta, Manuel Chaves, y "a partir de ayer" de Rodríguez Zapatero, según apuntó, de "expulsarnos" de la reforma.

Asimismo, reclamó al presidente andaluz que no convierta el Estatuto de Autonomía en un "problema" para los andaluces, generando "enfrentamiento" o "división social", ya que en Andalucía "no hay ningún problema autonómico".

Aseguró que los populares van a intentar mejorar el actual Estatuto de Autonomía, conscientes de que los asuntos "claves" tienen que ser el traspaso de competencias y financiación suficiente a los ayuntamientos; la defensa de la igualdad de derechos de los andaluces frente al resto de españoles; el máximo techo competencial, con el límite de la Constitución; la resolución del tema de la 'deuda histórica' del Estado con la comunidad, y la fortaleza del debate andaluz, estableciendo que las elecciones autonómicas no coincidirán con otros comicios.

El presidente del PP-A añadió que también hay que hablar de la financiación autonómica, pero no en el Estatuto de Autonomía, sino que hay que situar ese debate en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde se sientan las 17 comunidades autónomas, e independientemente de la negociación bilateral que se tiene que desarrollar entre el Gobierno y la Junta sobre la 'deuda histórica'.

EL ESTATUTO "NO TIENE LA CULPA"

Arenas mostró su preocupación por el hecho de que Andalucía, teniendo competencias plenas en muchas materias, como ordenación del territorio, urbanismo, vivienda, sanidad o educación y habiendo recibido importantes fondos del Estado y de la Unión Europea, siga siendo "la última" comunidad, algo de lo, según recalcó, "no tiene la culpa" el Estatuto de Autonomía, sino que es una responsabilidad de las políticas de quienes han estado gobernando en Andalucía durante más de 20 años.

El PSOE ha desarrollado, según apuntó, una "estrategia extraordinariamente eficaz de conservación del poder" y no de transformación de la realidad social y económica de la comunidad, lo que ha constatado la "ineficacia, ineptitud e incapacidad" de los gobiernos socialistas.

Esta situación, según Javier Arenas, no se solventa con la reforma del Estatuto de Autonomía, sino con un cambio en el Gobierno andaluz.

No obstante, aseguró que los populares seguirán dialogando en los próximos días con el PSOE sobre la reforma del Estatuto, al tiempo que insistió en pedir a los presidentes de la Junta y del Gobierno que no conviertan este asunto en un problema que "divida a los andaluces". Señaló que el PP tiene muy claro que Andalucía tiene que ser una comunidad "de primera", en la España constitucional.

Asimismo, la hilo del incidente sobre el reparto de copias de unos pasquines sobre manifestaciones en 1932 en contra del Estatuto de Cataluña en el pasado Pleno del Parlamento por parte del secretario segundo de la Mesa y diputado de IU, Antonio Romero, el dirigente popular manifestó que eso sería "inconcebible" en el Congreso de los Diputados, mientras dijo que el camino a seguir no es el de la "radicalización y el extremismo" y señaló que, ante hechos como ese, los populares van a responder siempre desde el "centrismo" y abogando por la "reconciliación" que marcó la transición.

La intervención de Arenas estuvo presidida por la de la senadora del PP Soledad Becerril, que participó en la redacción del actual Estatuto de Autonomía, y por la del ponente de la Constitución y diputado nacional del PP Gabriel Cisneros, que abogaron por el consenso entre todos los partidos ante los procesos de reformas estatutarias y constitucional que se han puesto sobre la mesa.