25 de octubre de 2020
4 de enero de 2020

Arrimadas pregunta a la bancada del PSOE si no hay "ningún valiente" para oponerse a la "infamia" de Sánchez

Arrimadas pregunta a la bancada del PSOE si no hay "ningún valiente" para oponerse a la "infamia" de Sánchez
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

Acusa al líder socialista de pretender "vender" España a los partidos nacionalistas y dice que nadie le votó para eso

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha denunciado este sábado el silencio del candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y de los diputados de su partido ante la "humillación" del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y ha recalcado que los españoles "no le votaron para esta infamia" en las últimas elecciones generales. Además, ha preguntado a la bancada socialista si "no hay ningún valiente" para oponerse a la hoja de ruta de su líder.

"Hoy será un día histórico por la humillación que acaba de verter Rufián mientras Sánchez ha salido a agradecerle el apoyo sin rebatirle ninguna de las cosas que ha dicho por España", ha manifestado Arrimadas al inicio de su intervención en el debate de investidura en el Congreso.

Previamente, el portavoz de ERC había avisado al presidente del Gobierno en funciones de que si no hay mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y la Generalitat de Cataluña, "no habrá legislatura", y que en esa mesa ERC hablará de un referéndum de autodeterminación y de la amnistía para los condenados por el proceso independentista.

SÁNCHEZ NO LE REBATE NADA A RUFIÁN

Ante estas palabras, Sánchez se ha limitado a "agradecer el apoyo a ERC sin rebatir ni una de las cosas que ha dicho (Rufián) sobre España", ha lamentado Arrimadas.

Igualmente, ha advertido contra las medidas del acuerdo que el PSOE ha suscrito con el PNV, como la de retirar las competencias de tráfico a la Guardia Civil en Navarra o la de adecuar las estructuras del Estado a las identidades territoriales de Cataluña y el País Vasco.

Por todos estos motivos, además de por la promesa de una "consulta" sobre el futuro de Cataluña y por la presencia de Unidas Podemos y sus políticas económicas en el futuro Gobierno, Arrimadas ha rechazado que Ciudadanos pueda abstenerse en la investidura.

La exlíder de la formación naranja en Cataluña ha preguntado a los diputados socialistas si están de acuerdo con las "cesiones" de Sánchez a los partidos nacionalistas e independentistas y si les parecen medidas progresistas y propias de la socialdemocracia.

A continuación, ha retado a esos diputados a rechazar a Sánchez con su voto. "El PSOE puede quedarse simplemente en el PS, el Partido Sanchista. Solo está a un voto, a un valiente, de que eso no suceda", ha exclamado, para añadir que "un sueldo y un cargo público no justifican tanta humillación".

"LOS ESPAÑOLES TIENEN MEMORIA"

Por otro lado, Arrimadas ha denunciado los continuos cambios de opinión de Sánchez y ha tirado de hemeroteca recordando lo que decía antes de las elecciones de noviembre y lo que dice ahora sobre Cataluña y sobre gobernar con Podemos. De hecho, ha ironizado diciendo que en aquel momento parecía un "facha agorero muy 'heavy'" o "muy de derechas".

Así, ha subrayado que Sánchez se presentó a las urnas "diciendo lo contrario" de lo que sostiene ahora. "No le ha votado nadie en este país para cometer la infamia que piensa cometer mientras los 120 diputados socialistas callan y otorgan. Qué vergüenza", ha exclamado.

Según la portavoz de Ciudadanos, "los españoles tienen memoria y coherencia y están intranquilos" pensando en "lo que va a quedar de España después de una legislatura de Sánchez", que se dedicará a "vender" el país.

Además, ha insistido al candidato a socialista en que aclare los términos de sus pactos con ERC y el PNV y qué quiere decir cuando apuesta por superar la "deriva judicial" para afrontar la cuestión de Cataluña, si eso implica impunidad para los políticos que incumplan la ley.

ACUERDO "CONSTITUCIONALISTA"

En su discurso, Arrimadas ha subrayado que "hoy se podría haber hecho un acuerdo constitucionalista" entre el PSOE, el PP y Cs, pero ha recriminado a Sánchez que "desprecie" esa vía y haya preferido pactar con los nacionalistas y con los independentistas.

Al mismo tiempo, ha arremetido contra el PP, que, al igual que el PSOE, siempre ha gobernado España buscando el apoyo de fuerzas nacionalistas y haciéndoles concesiones.

Unas cesiones que, a su juicio, continuarán tras la investidura de Sánchez, porque esos partidos "van a pasar por caja" cada vez que el Gobierno de coalición del PSOE y Podemos necesite sus votos en el Congreso para aprobar leyes.