27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Las asociaciones de víctimas responsabilizan al Gobierno de la presencia y permanencia de ETA en las instituciones

Se unen para exigir la disolución de los ayuntamientos de ANV "sin más dilaciones" ni entrar en "cálculos partidistas"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo se unieron hoy para manifestar su rechazo a la presencia de Acción Nacionalista Vasca (ANV) en los ayuntamientos y responsabilizaron al Gobierno tanto de la entrada de ETA en las instituciones como de su permanencia en ellas.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el Foro de Ermua, Dignidad y Justicia, la Fundación Miguel Ángel Blanco, la Fundación Gregorio Ordóñez y Covite suscribieron hoy un manifiesto conjunto para enviar un mensaje "unitario" al Gobierno y reclamarle la "inmediata" disolución de los 42 ayuntamientos gobernados por ANV. "Esta elemental medida debe tomarse sin más dilaciones y sin entrar en cálculos electorales o intereses partidistas", defienden en el comunicado.

Así mismo, critican que el Gobierno incumplió la ley al permitir que ANV se presentara a las elecciones cuando su vinculación con ETA y Batasuna "estaba más que acreditada" y censura que todavía "continúa resistiéndose" a aplicar la legislación con su "negativa" a disolver los ayuntamientos gobernados por esta formación. De esta forma, insisten en que el Ejecutivo es "responsable" tanto de la entrada de ETA en las instituciones como de su permanencia en ellas.

DINERO PÚBLICO PARA FINANCIAR ATENTADOS

Además, alertan de que esta actuación permite que el dinero público sea utilizado "para financiar los atentados y el entramado terrorista y que desde las instituciones municipales se amedrente a los ciudadanos demócratas y se profundice en la pedagogía de la violencia". "ETA está gobernando en espacios públicos con dinero público y utilizando ese dinero para cometer atentados o para ayudar a cometerlos", denunció la presidenta de Covite, Cristina Cuesta.

Las asociaciones reunidas rechazaron así "excusas" para la disolución de los consistorios gobernados por ANV y aseguraron que se está tratando de "engañar" a la sociedad sobre este asunto a través de argumentos "falsos y pseudo jurídicos". A su juicio, el artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local ampara una disolución que "necesita" la lucha antiterrorista y "exigen la dignidad de las víctimas del terrorismo y el Estado de Derecho".

En este sentido, la presidenta en funciones del Foro de Ermua, Inma Castilla de Cortázar, se refirió a la división mostrada en las Cortes Generales durante el debate de las mociones para la disolución de los ayuntamientos de ANV y lamentó que estas iniciativas se rechazasen con argumentos "llenos de cinismo y aparente legalidad".

Para las asociaciones de víctimas, los consistorios no son disueltos porque "no hay voluntad de aplicar la ley" y no porque la legislación no lo permita, y advirtieron de que, aunque es posible derrotar "definitivamente" a ETA, para ello es necesario de que la política antiterrorista sea "firme en todos los frentes".

"No bastan los importantísimos éxitos policiales que se vienen sucediendo, sino que es necesario mantener una política coherente a lo largo del tiempo, sin supeditarla a conveniencias electorales o partidistas, es necesario redoblar los esfuerzos internacionales, hacer frente a todo el entramado civil e institucional de ETA, eliminar de manera radical y absoluta cualquier apelación o puerta abierta a la negociación, potenciar el movimiento cívico y no dejar espacios por donde los terroristas puedan respirar", sostiene el comunicado.

ALERTA ANTE UNA NUEVA NEGOCIACIÓN

De esta forma, rechazaron augurar si el Gobierno está pensando en una nueva negociación con la organización terrorista y explicaron que se remiten "a hechos y no a conjeturas". Así, Cristina Cuesta reconoció que la situación actual es "favorable" debido a la ausencia de negociación, el éxito de las medidas policiales y judiciales y la firmeza democrática pero reconoció que están "alerta" ante posibles negociaciones.

La presidenta de Covite insistió en que no están "capacitados" para hacer análisis subjetivos aunque puedan tener "sospechas" como todo el mundo. "Porque aprendemos de la experiencia reciente, porque tenemos memoria pasada y reciente y porque tenemos que estar alertas, resistiendo y haciendo una labor crítica y constructiva muy importante", argumentó. "Ahí nos encontrarán", completó el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, en referencia a la posibilidad de una nueva negociación.