18 de septiembre de 2019
21 de septiembre de 2008

Atentado.- La explosión de Ondarroa causó daños en establecimientos y viviendas situados a 100 metros de la comisaría

BILBAO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La explosión del coche bomba colocado ante la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa causó daños en, al menos, media docena de establecimientos comerciales y viviendas que se encuentran situadas a 100 metros de las dependencias policiales, según informaron testigos presenciales a Europa Press.

La comisaría, donde explotó el vehículo a las cuatro y media de la madrugada causando heridas leves a siete personas, está en una zona aislada y se encuentra separada de la zona urbana por un río.

Precisamente, al otro lado de ese río, en la calle Iñaki Deuna, a unos 100 metros de la comisaría, los daños eran cuantiosos. En concreto, al menos, una media docena de establecimientos comerciales presentan daños, y, en algunos casos, como en el de una tienda de muebles, no quedaba ni una sólo cristal, ya que habían estallado todos. También resultó afectada una sucursal de la BBK.

Además, las viviendas de la zona también tienen los cristales rotos, así como persianas con distintos desperfectos. Vecinos indicaron a Europa Press que la explosión ha sido muy potente y que, incluso, las casas "han temblado".

Por su parte, la comisaría de la Ertzaintza sufrió daños en su fachada, que presenta algún boquete como consecuencia de la explosión.