28 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

El atentado en Herat eleva a 28 las bajas a bordo de vehículos blindados BMR en misiones en el exterior

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La muerte del cabo del Ejército de Tierra Cristian Ancor Cabello Santana al ser alcanzado por una explosión contra su Blindado Medio de Ruedas eleva a 28 el número de bajas de las Fuerzas Armadas registradas a bordo de este tipo de vehículos, entre accidentes y ataques terroristas, según datos oficiales consultados por Europa Press.

El anterior ataque contra un BMR que acabó con víctimas mortales en el contingente español en Afganistán se registró el 9 de noviembre de 2008, cuando dos militares de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT) fallecieron al ser alcanzado su blindado por la explosión de un vehículo conducido por un terrorista suicida en el distrito de Shindand, en la provincia de Herat.

El número total de víctimas de siniestros en BMR o de atentados perpetrados contra estos blindados asciende a 26 militares y dos intérpretes del Ejército de Tierra español, de los cuales catorce murieron en siniestros --incluido un traductor croata-- y los otros catorce -uno de ellos un intérprete-- perecieron en ataques con explosivos contra sus vehículos blindados cuando patrullaban en misión internacional.

El primer militar español que perdió la vida a bordo de un BMR fue el sargento de Caballería Ángel Francisco Tornel Yáñez, fallecido en Bosnia el 2 de junio de 1993 al sufrir un accidente en carretera con su blindado cuando regresaba de escoltar un convoy de ayuda humanitaria.

El siguiente siniestro con víctimas mortales en un BMR se produjo ese mismo año 17 días después en la misma misión, Bosnia Herzegovina. El 19 de junio de 1993, cuatro militares de la Brigada Paracaidista (José Antonio Delgado Fernández, Samuel Aguilar Jiménez, Isaac Piñeiro Varela, Agustín Mate Costa) fallecieron tras caer su vehículo Blindado Medio de Ruedas al río Neretva desde el puente Dreznica.

Meses después, el 22 de mayo de 1994, el sargento Fernando Casas Martín y su intérprete croata, Mirko Mikulcic, fallecieron en otro accidente de tráfico cuando circulaban con su BMR por la zona de Mostar.

La misión española en la región balcánica se cobró otras dos vidas ese mismo año en un accidente de BMR. El 4 de noviembre, el cabo Álvaro Ojeda Barrera y el soldado Berraquero Forcada, del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado Villaviciosa 14, perdieron la vida al volcar su BMR de Caballería (Vehículo de Exploración de Caballería, VEC) tras salirse de la carretera en una misión de escolta.

Cuatro años después, en el mismo escenario, el 2 de enero de 1998 en Bosnia, el sargento primero Santiago Arranz Gonzalo, del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado España 11, murió al volcar accidentalmente su BMR en la ciudad de Domanovici cuando realizaba una patrulla. Dos compañeros suyos resultaron heridos.

La misión española en Kosovo también sufrió bajas en accidentes con vehículos Blindados Medios de Ruedas. El primero de los tres militares fallecidos en siniestros de este tipo de blindados fue el soldado de la Legión Javier del Castillo Peinado, que perdió la vida el 21 de agosto de 2001. Meses después, el 30 de abril de 2002, el subteniente Manuel Manzano Araque falleció en otro accidente de BMR.

Además de las catorce víctimas mortales registradas en accidentes de vehículos BMR en misiones internacionales, el 4 de mayo de 2006 se produjo un siniestro de un blindado de este modelo que acabó con la vida de un soldado y dejó heridos a varios de los escolares que le acompañaban durante una jornada de puertas abiertas en el Regimiento de Pontoneros de Zaragoza.

En atentados terroristas perpetrados con artefactos explosivos contra vehículos BMR ha fallecido un total de trece militares y un traductor del Ejército español en Afganistán. El primer soldado que perdió la vida al ser atacado su BMR con explosivos, en concreto una mina contracarro, fue el soldado peruano Jorge Arnaldo Hernández Seminario, que murió el 8 de julio de 2006 en Afganistán.

En esa misma misión, falleció la primera soldado española en un ataque terrorista, la soldado Idoia Rodríguez Buján, el 21 de febrero de 2007, cuando su BMR ambulancia pisó una mina contracarro en la zona occidental de Afganistán.

Meses después, el 24 de septiembre de ese mismo año, los soldados Germán Pérez Burgos y Stalyn Mera Vera murieron junto a su traductor, Rohulav Mousavi, al ser alcanzado su blindado BMR por la explosión de un artefacto activado por cable.

En Líbano, seis militares de la Brigada Paracaidista perdieron la vida en su BMR en el primer atentado contra tropas españolas perpetrado el 24 de junio de 2007 con un coche bomba activado por radiofrecuencia.

SUSTITUCIÓN DE BMR Y VAMTAC

El Gobierno tiene previsto comenzar a finales de este mes el despliegue en Afganistán de los nuevos blindados que sustituirán a los BMR y que reforzarán la seguridad de las tropas, el vehículo RG31MK5E 'Nyala' de tipo MRAP (resistente a ataques con minas).

El plan de renovación de vehículos blindados fue aprobado por el Gobierno el 2 de noviembre de 2007 y ha supuesto la compra de un total de 220 vehículos de escuadra y de pelotón para sustituir a la flota de VAMTAC y BMR en misiones internacionales. En la actualidad, las Fuerzas Armadas disponen de 95 vehículos antiminas Lince en Afganistán, con capacidad para cinco militares, y han comenzado a recibir los primeros RG31 para su despliegue durante los próximos meses.