19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Atentados.- Pastor (PSE) insta al acuerdo de "todos los partidos" para acabar con esta situación "cuanto antes"

    ONDARROA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSE de Vizcaya, José Antonio Pastor, tras condenar hoy "enérgicamente" los atentados perpetrados la pasada madrugada por ETA contra la sede de Caja Vital en Vitoria y la Comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya), apostó por lograr "el mayor de los acuerdos de todos los partidos políticos" porque el pueblo "no puede aguantando una banda de miserables y asesinos que no tienen ninguna lógica, ni justificación, más que sembrar el terror y el miedo".

    Pastor realizó estas declaraciones en Ondarroa a donde se trasladó acompañado del delegado del Gobierno central en el País Vasco, Mikel Cabieces, para conocer de primera mano los detalles del atentado perpetrado por ETA con un coche bomba y en el que han resultado heridas seis personas.

    El secretario general de los socialistas vizcaínos manifestó, en nombre de todo el PSE, su "más enérgica condena" ante esta "barbarie, esta salvajada que buscaba segar vidas humanas". "Con más de 100 kilos de explosivos dirigidos contra la Ertzaintza es evidente que ETA pretendía buscar asesinar al mayor número de gente posible", censuró.

    Frente a estos hechos, Pastor advirtió a los terroristas, "sin ningún resquicio de duda", que "no engañan a nadie, ni siquiera a los suyos", y les aseguró que "su único fin es acabar en la cárcel". Por ello, instó a ETA a que pierda "cualquier resquicio de esperanza de que va a conseguir jamás ninguno de sus objetivos políticos".

    El dirigente socialista lamentó que "hoy ha sido la Vital y la Ertzaintza", pero "mañana puede ser cualquier otro ciudadano". Por ello consideró "necesario", apoyar, "sin ningún tipo de fisuras, la actuación del Estado de Derecho y lograr el mayor de los acuerdos de todos los partidos políticos", en aras de que "esta situación debe acabar cuanto antes".

    "El pueblo no puede permitir seguir aguantando una banda de miserables y asesinos que no tienen ninguna lógica, ni justificación, más que sembrar el terror y el miedo", y a los cuales "no les queda otro destino que la cárcel, el rechazo y el desprecio de todos los vascos", concluyó.