19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Atentados.- El presidente de Caja Vital teme que pueda "dañar aún más" la situación económica

    VITORIA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Caja Vital, Gregorio Rojo, expresó hoy su preocupación por la posibilidad de que atentados como el perpetrado en la pasada medianoche contra la sede de esta entidad en Vitoria pueda suponer "un freno" para el desarrollo del territorio y puedan "dañar aún más" la situación económica.

    Rojo, que ya se desplazó anoche a la zona del atentado, explicó tras visitar está mañana las instalaciones que los daños que ha sufrido el edificio, muchos de cuyos elementos son de cristal, le han "impactado".

    "He pasado mala noche, pero me la han roto aún más", explicó. No obstante, señaló que un comité de crisis de la entidad está trabajando ya con el fin de que el ataque tenga "la menor repercusión posible" sobre los clientes de la entidad y sobre el tejido económico del territorio. "Estamos trabajando para que mañana, si no al cien por cien, podamos estar al noventa por ciento", añadió.

    Calificó el atentado de "barbaridad" y aseguró que la sociedad debe mantenerse "firme y unida" ante la "locura" del terrorismo. "Esta batalla la tienen perdida", afirmó, para a continuación preguntarse "qué ganan con esto, qué quieren conseguir" los terroristas.

    Tras mostrar su esperanza en que "la Justicia les ponga (a los autores del ataque) donde deben estar", expresó su deseo de ser "prudente", puesto que "si dijera lo que siento de verdad de todo esto, alguno se asustaría".

    Además, expresó su preocupación por el hecho de que el atentado pueda suponer "un freno al desarrollo" del territorio y pueda "dañar aún más la situación económica".