11 de diciembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Atentados.- Revilla habla de "probablemente 100 kilos" de explosivo en el coche bomba, que dejó un socavón de 1,5 metros

SANTANDER, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, apuntó hoy que el coche bomba que estalló esta madrugada junto al Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, causando la muerte a un brigada e hiriendo a un subteniente, contenía "probablemente" unos "cien kilos de explosivo" y dejó un socavón de metro y medio y diversos daños en la zona.

En declaraciones a la cadena SER y RNE, recogidas por Europa Press, Revilla explicó que se desplazó a Santoña a las dos de la madrugada sin conocer aún el alcance del atentado y, al llegar, estaban sacando el cuerpo del fallecido.

El presidente cántabro ha estado con la viuda y el hijo del fallecido, que está "estudiando para sargento". La familia acudía todos los años a la localidad cántabra a pasar unos días y ayer, último día de sus vacaciones, habían estado en la playa de Laredo. Hoy mismo tenían previsto regresar a Segovia.

El presidente cántabro subrayó la magnitud de la explosión, que ha desplazado fragmentos del coche bomba a unos 400 metros del lugar de la deflagración y ha roto ventanas también a esa distancia. "Parecía una situación de guerra", apostilló.

Revilla mostró su indignación por lo sucedido pero a la vez dijo estar "harto" de escuchar y repetir condenas que parecen "fotocopias", pero que "no dicen la verdad". Y es que, a su juicio, "con ETA no se acaba mientras el PNV no acabe con la ambigüedad" y "no tome una decisión firme de unirse al resto de las fuerzas políticas" para ir contra los terroristas, incluidos los "terroristas de corbata".

(HABRÁ AMPLIACIÓN)