17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 22 de septiembre de 2008

    Atentados.- Revilla reprocha al PNV y Gobierno vasco que "pongan el grito en el cielo" cuando se actúa contra ETA

    El presidente de Cantabria cree que la actitud de los nacionalistas vascos "ayuda" a que la banda "siga funcionando"

    SANTOÑA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, reprochó hoy al Partido Nacionalista Vasco (PNV) y al Gobierno vasco que "pongan el grito en el cielo" cuando se actúa en el plano judicial contra la banda terrorista ETA.

    En declaraciones a Europa Press, Revilla --quien se desplazó a las inmediaciones del Patronato 'Virgen del Puerto' en Santoña, donde explotó esta madrugada una bomba--, aseveró que en la lucha contra el terrorismo, "Del Rey para abajo, todos tenemos que tener la misma postura".

    El presidente cántabro pidió "mirar más arriba" del atentado producido hoy en Cantabria y criticó la "ambigüedad calculada y cómplice" del PNV, así como la "deriva peligrosísima" del lehendakari, Juan José Ibarretxe, lamentando que "no se dan cuenta que es su pueblo quien sufre las consecuencias".

    Así, criticó que "cuando el Estado de Derecho actúa con contundencia", se oye a "todo el PNV y el Gobierno vasco poner el grito en el cielo", en un actitud que "ayuda" a que la banda "siga funcionando".

    Revilla aseguró que hay "dos ETAS", en las que conviven "los mismos asesinos, con distintos papeles", y explicó que además de los que "han puesto la bomba", también forman parte de la banda "los que dan las ruedas de prensa, y los que están en los Ayuntamientos y en el Parlamento", en alusión a los partidos del entorno abertzale, a quienes denominó "etarras de corbata".

    El presidente cántabro matizó que el PNV "no pone las bombas" y está "contra ETA", pero incidió en que su actitud "ayuda a que sigan funcionando", cuando en realidad sólo debería tenerse un objetivo, "acabar con los psicópatas", en lugar de plantear "referendums ilegales" y trasladarlos a Estrasburgo cuando se rechacen.