21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    La Audiencia examinará el martes la extradición a Turquía de otro dirigente del PKK acusado de colaboración terrorista

    MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Nacional examinará el próximo martes en una vista la solicitud de extradición a Turquía de Eyyup Doru, el segundo dirigente del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) detenido en marzo pasado en Madrid y al que Turquía también reclama por un delito de colaboración con organización terrorista, informaron fuentes jurídicas.

    La vista, que se celebrará a partir de las 10.00 horas, tendrá lugar después de que la semana pasada la Sección Segunda de la Sala de lo Penal rechazara la extradición de su compañero, Remzi Kartal, tras constatar que Bélgica le había concedido la condición de refugiado político.

    Los magistrados rechazaron la entrega de Kartal al considerar que "el estatus de refugiado concedido por las autoridades belgas" tiene "un efecto extraterritorial" con respecto a los estados que firmaron el Convenio de Ginebra de 1951, entre los que se encuenta España desde 1978.

    RECHAZO DE LA FISCALÍA

    La negativa a conceder la extradición se produjo a pesar del que el Consejo de Ministros la autorizó el pasado 8 de mayo. El fiscal Carlos Bautista, sin embargo, se opuso a la entrega con los mismos argumentos esgrimidos por el tribunal.

    Doru y Kartal fueron detenidos el pasado 24 de marzo, al pesar contra ambos una orden de detención de Turquía, que les acusa, según constaba en el auto, de pertenecer a "la organización terrorista armada y separatista PKK/Kongra-GEL", la cual "pretende establecer un supuesto gobierno independiente de Kurdistán según la política marxista-leninista".

    Según las autoridades turcas, desde su primer "acto armado" el 15 de agosto de 1984, el PKK ha cometido "actos sangrientos sin ninguna distinción de niños, personas mayores de edad, jóvenes, mujeres y hombres".

    A LAS ÓRDENES DE ÓCALAN

    En concreto, a Kartal le acusaban de realizar, a instancias del líder del PKK, Abdullah Ócalan, "actos propagandísticos" en Austria, Ruisa, Dinamarca, Italia, Noruega, Bélgica y Holanda, a fin de "ganar el apoyo y la opinión pública internacional centrada en Europa".

    Tras su detención, Kartal y Doru comparecieron ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, al que comunicaron su negativa a ser extraditados. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 decretó su prisión incondicional, aunque a los tres días les dejó en libertad con la obligación de comparecer en un juzgado dos veces a la semana.