15 de noviembre de 2019
17 de marzo de 2019

La Audiencia Nacional juzga esta semana a dos exterroristas del IRA por blanquear dinero del contrabando de tabaco

Los investigadores se incautaron en varios almacenes de Reino Unido y Países Bajos más de 25 millones de cigarrillos

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará los próximos jueves y viernes, 21 y 22 de marzo, a los exterroristas del IRA Leonard y Donna Marie Elisabeth Hardy por blanquear dinero del contrabando de tabaco a través de la compra de propiedades inmobiliarias en España. Las autoridades de Reino Unido atribuyen al primero su participación en varios atentados terroristas en aquel país.

La Fiscalía pide para los acusados un año de cárcel más una multa de 887.906 euros, el dinero que habrían lavado con sus actividades delictivas. Además, solicita la condena de la sociedad instrumental Vinnea Export, que habrían usado para pagar una de las propiedades, al pago de 216.000 euros.

Según el escrito de acusación, "hasta el momento de su detención en diciembre de 2014, Leonard Hardy se venía dedicando al contrabando de tabaco en Reino Unido a gran escala al frente de otra organización criminal" de la que formaban parte otras 14 personas, la mayoría de las cuales no están imputadas en España.

Esta organización habría comenzado sus actividades en 2005, según el Ministerio Público, cuando comenzó a ser investigada por el servicio de aduanas de Reino Unido en 2010. En el marco de esas pesquisas fueron intervenidos en un local de ese país casi cuatro millones de cigarrillos, a los que se sumarían otros 21 millones y medio que fueron localizados unos años antes en Países Bajos y que los investigadores británicos vinculan con Leonard Hardy.

Este acusado, "bien de manera directa, bien junto a su esposa, Donna Marie Elisabeth Hardy, bien sirviéndose de ella o de la sociedad Vinnea, ocultó los beneficios obtenidos en su ilícita actividad mediante la realización" de operaciones inmobiliarias, "teniendo en cuenta que ninguno de los dos acusados tiene ingresos conocidos que pudieran justificar el origen de las sumas empleadas en la inversión de las propiedades adquiridas, por un valor total de 887.906,63 euros", explica el fiscal en su escrito.

El matrimonio de exterroristas del IRA adquirió tres propiedades --una finca en Orihuela (Alicante) por valor de 205.000 euros de los que se han abonado 106.851,24 euros; otra en Torrox (Málaga) valorada en 152.910,09 euros, importe que se ha abonado en su totalidad; y otra en Manilva (Málaga) a través de la sociedad instrumental por 626.400 euros-- y en esas operaciones no se tuvo "conocimiento del origen de los fondos" empleados.