19 de agosto de 2019
17 de julio de 2008

La Audiencia de Valladolid juzga hoy a un hombre por asestar dos puñaladas a su propio hermano

El fiscal solicita para el procesado una pena de ocho años de cárcel por tentativa de homicidio

VALLADOLID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid sentará hoy en el banquillo a José María O.N, de 56 años, quien será juzgado como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio cometido en julio de 2007 en la persona de su hermano menor, Francisco Javier, de 52, al que, presuntamente, asestó dos puñaladas durante una discusión registrada en el domicilio que ambos compartían.

En su escrito de calificación provisional de los hechos, el Ministerio Fiscal considera que en los hechos concurren la agravante de parentesco y la atenuante analógica de embriaguez, por lo que solicita para el acusado una pena de ocho años de cárcel, junto con la prohibición de aproximarse a su hermano a menos de 300 metros y de comunicar con él durante un periodo de nueve años, junto con la obligación de abonar indemnizaciones por importe de 2.480 euros en favor del lesionado por las lesiones y las secuelas causadas, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los hechos se produjeron sobre las 23:30 horas del día 1 de julio de 2007 en el piso que agresor y víctima compartían en el número 7 de la calle Granja. Tras una fuerte discusión entre ambos, el acusado, que padece una cierta dependencia del alcohol, optó por encerrarse en su habitación con pestillo, si bien su hermano Francisco Javier intentó acceder tras propinar una patada a la puerta y romper el panel inferior externo de la misma.

Ante ello, el procesado abrió la puerta de la habitación y al entrar su hermano acometió a éste con un cuchillo de diez centímetros de hoja que le clavó en la zona del riñón izquierdo. El herido salió entonces de la habitación tratando de huir pero su perseguidor logró alcanzarle en el pasillo y asestarle otra cuchillada en la zona del pulmón derecho.

Fue el propio procesado quien se puso en contacto telefónico con la Policía Municipal para informar de que acababa de acuchillar a su hermano y de que éste se estaba desangrando. La policía dio entonces aviso a los servicios médicos para el traslado inmediato del herido hasta un centro sanitario para ser atendido de lesiones que, tal y como entiende el Ministerio Fiscal, fueron infligidas por José María O.N. con el claro propósito de causar la muerte de la víctima.

En su primera declaración, el agresor alegó que su hermano, con quien convivía, le estaba amenazando continuamente y que esa noche, en uno de estos episodios, se vio obligado a acuchillarle en defensa propia.